Tag Archive: Saliega


08.04.2013

Hospital Veterinario Guadiamar colabora con el ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente en un proyecto innovador para proteger al lince ibérico a través de la recolección de material genético. Se trata de una investigación pionera a nivel global que ha conseguido preservar por primera vez embriones de lince a través de un procedimiento novedoso en felinos. Este material se usará en futuros proyectos de conservación y servirá para fecundar a nuevas hembras receptoras. Además del Hospital Veterinario Guadiamar, participan otras instituciones como el Leibniz Institute for Zoo and Wildlife Research (IZW) de Berlín, y el Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid (CSIC).

Para realizar el proyecto, fueron seleccionadas dos hembras de lince ibérico,  Saliega y Azahar. El objetivo era preservar su línea genética antes de su esterilización por motivos de salud. Un equipo de Guadiamar se encargó de Saliega, procedente del Centro de Cría El Acebuche en el Parque Nacional de Doñana. Una cirujana del centro, asistida por un grupo de anestesistas, se ocupó de realizarle una mastectomía en julio de 2012 para extirparle un tumor mamario durante la temporada reproductora. Se trató del paso previo a la recolección del material genético y a la esterilización del animal.

Gracias a este proyecto pionero se podrá seguir trabajando para conservar el lince ibérico, actualmente presente en zonas de España y Portugal. La intervención escribe un episodio más dentro de la larga trayectoria de colaboración entre el Hospital Veterinario Guadiamar y el Centro de Cría del Lince Ibérico El Acebuche. Ambas instituciones llevan ya un largo tiempo colaborando activamente para conservar la especie.

26.03.2013

Especialistas del Instituto Leibniz para los Zoos (IZW), Alemania, aseguran que están a un paso de salvar al felino más amenazado del mundo, el lince ibérico (Lynx pardinus). Paradójicamente, la solución es castrar a las hembras.

Según estiman los científicos, hoy en día la población mundial de linces ibéricos en su hábitat natural no supera los 315 individuos. Sin embargo, un logro de expertos alemanes da a esta especie una nueva esperanza. Comunican que por primera vez en la historia lograron recoger y preservar embriones del felino.

Castrando una hembra de lince ibérico llamada Saliega en el Parque Natural de Doñana (España) para acabar con un tumor mamario que tenía, los zoólogos lograron obtener sus óvulos no fertilizados y congelarlos. Operando a otra hembra, Azahar, esta vez en Silves (Portugal) para sacarle los ovarios (en dos ocasiones el animal había tenido problemas muy graves en el parto y los zoólogos optaron por no dejar que se quedara preñada de nuevo para salvarle la vida), los especialistas del Instituto Leibniz lograron obtener tanto óvulos no fertilizados como embriones.

Ahora aseguran que su intención es fertilizar artificialmente los óvulos no fertilizados e implantar tanto estos óvulos como embriones ‘originales’ en hembras de otra subespecie. Pronostican que el vientre de alquiler más conveniente sería el de un lince boreal (Lynx lynx), el representante más común y conocido del género Lynx.
00442202

08.03.2013

2013030819482830449

Uno de los embriones de lince ibérico que se van a conservar en el Banco de Recursos Biológicos del Museo Nacional de Ciencias Naturales.
 
“Azahar” y “Saliega”, dos hembras de lince ibérico del programa de cría en cautividad, harán posible la preservación de su línea genética de esta especie, en grave peligro de extinción, gracias a un proyecto de investigación que ha logrado conservar tres embriones que la asegurarán más allá de su vida fértil.

Los embriones, que se mantendrán en nitrógeno líquido en el Banco de Recursos Biológicos del Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid, podrán implantarse, llegado el caso, en una hembra receptora para dar lugar a animales sanos, han informado a Efe fuentes de la Secretaría de Estado de Medio Ambiente, una de las instituciones colaboradoras del proyecto.

La primera de las hembras intervenida fue “Azahar”, una lince de ocho años del Centro Nacional de Reproducción de Lince Ibérico de Silves (Portugal), a la que por problemas de salud el equipo veterinario que la trataba recomendó no volver a someterla a nuevas gestaciones.

No obstante, se decidió preservar su línea genética, utilizando la vía de la recogida de embriones.

La otra hembra es “Saliega”, del Centro de Cría de El Acebuche, en el Parque Nacional de Doñana, un ejemplar de doce años que sufrió un tumor mamario durante la última etapa reproductora, por lo que los científicos han decidido esterilizarla para evitar futuras complicaciones.

La perpetuación de la línea genética de “Saliega” está garantizada por el Programa de Conservación Exsitu, en tanto que ha proporcionado 16 crías, pero la preservación de su material biológico permitirá que pueda ser utilizado en el futuro para incorporar su acervo genético en el futuro a los programas de conservación de la especie.

Para obtener los embriones, “Azahar” y “Saliega” fueron emparejadas con los machos “Foco” (nacido en 2009) y “Al-Ándalus” (en 2004), respectivamente.

El proceso ha sido realizado por especialistas colaboradores del Leibniz Institute for Zoo and Wildlife Research (IZW) de Berlín, y del Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid (CSIC), que tras la recolección de embriones, participaron también en la esterilización de las dos hembras.

Las dos intervenciones, “pioneras a nivel mundial” para el lince ibérico, transcurrieron sin complicaciones, confirman fuentes de Medio Ambiente.

Actualmente, “Azahar” y “Saliega” se encuentran ya completamente recuperadas en sus centros de cría de Silves y El Acebuche.