Tag Archive: reintroducción


1 septiembre 2014

Una hembra de lince con su cría en la reserva de Doñana.

La incertidumbre que rodea al futuro del lince ibérico sigue sin despejarse. Desde la alarma de su posible extinción hasta hoy han pasado ya casi 30 años, pero los esfuerzos de los conservacionistas por rescatar al felino más amenazado del mundo de ese destino todavía tienen un duro antagonista: las carreteras.

La caza y la fragmentación de su hábitat fueron sus principales enemigos en la década de los 80, según explica el proyectoLIFE+Iberlince, dedicado a la conservación de este animal, en uno de sus boletines. La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) dio la voz de alarma en 1986 declarando al lince ibérico especie amenazada. En 2002 elevó el caso a su lista roja de animales en peligro crítico de extinción.

Ahora, los errores del siglo XX tratan de ser reparados. Los programas de cría en cautividad son el principal aliado de los conservacionistas para aumentar la natalidad de este felino y luchar contra la endogamia. Además, la ciencia ha logrado importantes avances para recuperar información genética y ayudar a la reproducción asistida.

Con todos estos progresos cabría decir que este impresionante felino de orejas puntiagudas pronto podría dejar de necesitar ayuda humana para sobrevivir, pero un nuevo peligro pone en duda su salvación: en lo que va de año el asfalto se ha cobrado la vida de 16 linces, unacifra récord que equivale al 5% de la población mundial.

El lince vuelve a Portugal

Portugal y España colaboran para reintroducir al lince en sus poblaciones históricas. Así, gracias a los programas de conservación, el lince ibérico vuelve a ocupar sus territorios tradicionales, con 169 ejemplares en Sierra Morena, 85 en Doñana, 39 en el valle del río Guadalmellato (Córdoba) y 30 en el valle del río Guarrizas (Jaén), aproximadamente. Sin embargo, el trabajo no ha terminado, ni en estas zonas ni en el resto de la Península.

Según explica a este diario el director nacional de LIFE+Iberlince, Miguel Ángel Simón, ya se han podido ampliar los núcleos poblacionales de lince ibérico más allá de estos territorios tradicionales. Así, se han soltado grupos en nuevas zonas de Extremadura y Ciudad Real que cumplen los requisitos de reintroducción.

Un nuevo proyecto LIFE+Iberlince será el encargado de hacer posible la suelta del lince por primera vez en Portugal, donde llegarán ocho ejemplares a una zona preparada y cercada en el ámbito del Guadiana portugués “antes de finalizar el año”, asegura a EL MUNDO el subdirector de Medio Natural del Ministerio de Medio Ambiente (Magrama), Miguel Aymerich.

Récord histórico de atropellos

Casi el 5% de la población mundial de lince ibérico ha caído en las fauces del asfalto en lo que va de año, la mayoría de ellos en carreteras andaluzas, según denuncia el Responsable del Programa de Especies de WWF, Luis Suárez. Para esta ONG, la causa está en el mal estado de vallas y pasos de fauna, y denuncian que a fecha de hoy la Junta sigue sin sanearlos, aun estando obligados.

El propio Suárez ha hablado esta semana con la Consejería de Medio Ambiente para pedir explicaciones. “Nos han confirmado que los técnicos han realizado visitas al campo para revisar los puntos negros, pero no han dicho si han empezado el trabajo de saneamiento”, declara.

Por su parte, Aymerich ha declarado que Magrama también se preocupa por las carreteras andaluzas y por ello está estudiando colaborar con la Junta para proteger a los animales de los tramos más peligrosos. “Se han mostrado con ganas de colaborar”, concluye Aymerich.

Sin embargo, para Suárez, “mostrarse con interés no es suficiente”, pues la propia Junta le ha admitido que, “aunque tienen interés, todavía no han llevado a cabo la firma del convenio entre las consejerías de Fomento y Medio Ambiente que da acceso a un presupuesto LIFE de un millón de euros para reparaciones, pactado cuando se asociaron con el proyecto, hace casi tres años”.

Por su parte, la Consejería de Medio Ambiente ha declarado a este diario que existe “voluntad política” para firmar este convenio y que actualmente se encuentra “en servicio jurídico”, es decir, en periodo de valoración, asegurando que “se firmará en corto plazo”.

Conservación VS Extinción

Otros problemas como la endogamia siguen sin una solución definitiva. Los conservacionistas tratan de reforzar genéticamente la población de linces de Doñana introduciendo ejemplares de Sierra Morena, y los científicos trabajan para recuperar información genética de linces fallecidos. Sin embargo, hay guerras que la ciencia no puede ganar: la fragmentación de hábitat provocada por la creación de carreteras, ferrocarriles y campos de cultivo hace imposible que los linces se relacionen con otras colonias, lo que agrava la endogamia. Así, muchos conservacionistas se preguntan si estos animales podrían sobrevivir ahora sin ayuda humana.

En un problema como éste trabajan organizaciones como laFundación de Amigos del Águila Imperial, Lince Ibérico y Espacios Naturales de Carácter Privado, centrada en defender y promover la protección y conservación del hábitat natural de estos animales gracias a la financiación de la Fundación Biodiversidad, muy preocupada por la reinserción natural de estas especies en peligro.

Sin embargo, pese a todas las amenazas que acorralan al lince, Miguel Aymerich asegura que “hay bastantes señales” que le hacen ser optimista. “Estuvimos cerca de la extinción y hemos logrado hacer muchos progresos”. El hecho de que “los animales se encuentren asentados y en buen estado” les hace pensar que pronto podría tacharse al lince ibérico del Libro Rojo. “Las 16 muertes entran dentro de la normalidad de estos proyectos”, declara Aymerich.

Sin embargo, Miguel Ángel Simón se apresura a condenar esta cifra. “No es para nada asumible, antes morían solo tres linces al año, ahora hemos llegado a 16 y todavía no ha finalizado el año. Si seguimos así podemos llegar a 30, el 10% de la población. Este número de atropellos es absolutamente inadmisible“, concluye.

Vía: http://www.elmundo.es/ciencia/2014/09/01/53f22bf8268e3ee1658b4599.html
12 agosto 2014

A partir de este otoño, se evaluarán dos nuevas zonas de reintroducción: los Montes de Toledo en Castilla-La Mancha y el Valle del Guadiana en Portugal

Más de 70 ejemplares de lince ibérico han sido liberados en los últimos cuatro años

El Programa de Conservación Ex Situdel Lince Ibérico ha liberado en el medio natural en los últimos cuatro años a un total de 71 ejemplares de lince ibérico procedentes del programa de cría en cautividad, según han informado los técnicos del programa en una nota.

Dentro del Plan de Acción para la cría en cautividad del lince ibérico se establecen dos objetivos principales, los cuales pueden ser extrapolables a cualquier programa de conservación ex situ de fauna amenazada.

El primero de ellos es el de mantener una población cautiva como salvaguarda genética, para que en el caso que desapareciera la especie en la naturaleza, poder recuperarla a partir de la población ex situ.

Para este primer objetivo se marcó conservar el 85% de la variabilidad genética existente en la naturaleza durante un periodo de 30 años, siendo necesario para ello establecer una población cautiva formada por 60 ejemplares reproductores (30 machos y 30 hembras).

“Actualmente este objetivo se está cumpliendo, incluso superando el porcentaje del 85% de la variabilidad genética marcado inicialmente”, afirman los técnicos.

El segundo de los objetivos es proporcionar ejemplares adecuados desde un punto de vista etológico, sanitario, reproductivo y genético, para poder ser utilizados en programas de reintroducción en el medio natural, ya sea para recuperar su distribución histórica o para reforzar genéticamente las poblaciones ya existentes.

Habiéndose cumplido en el 2010 las proyecciones demográficas establecidas en el Plan de Acción, el 14 de febrero de 2011 se alcanzó un nuevo hito en el programa de conservación ex situ del lince ibérico: en el marco del Proyecto Life Naturaleza se liberaron en el medio natural los dos primeros ejemplares procedentes del programa de cría, los cuales fueron sometidos a un programa de preparación previa en el centro de cría.

Grazalema y Granadilla, ejemplares nacidos en el 2010 en La Olivilla (Jaén), fueron soltadas el 4 de diciembre de 2010 en un cercado de unas 5 hectáreas en el área de reintroducción de Guarrizas (Jaén) con el objeto de poder evaluar su comportamiento y su posible supervivencia en el medio natural.

Superado ese periodo de adaptación y entrenamiento, se procedió a su liberación definitiva en el medio natural.

En este año 2014, el Programa de Conservación Ex Situ del Lince Ibérico “ha alcanzado otro hito importante” al liberar más animales de los que se extrajeron del campo como fundadores del programa (49 ejemplares hasta la fecha), ya que son 69 los linces nacidos en el programa de cría que han sido reintroducidos, incluidas las últimas liberaciones del mes de julio en Extremadura y Castilla-La Mancha.

A esta cifra habría que añadirle dos ejemplares más que, si bien no nacieron en el programa de conservación ex situ, ingresaron en el programa siendo cachorros procedentes de las poblaciones silvestres y que posteriormente fueron liberados en el medio natural, con lo que eleva a 71 ejemplares el número total de animales liberados procedentes del programa de cría.

A partir de este otoño y dentro del Programa Life Iberlince, se evaluarán dos nuevas zonas de reintroducción: los Montes de Toledo en Castilla-La Mancha y el Valle del Guadiana en Portugal, de tal forma que, en el caso de reunir los requisitos necesarios para ser consideradas como zonas de reintroducción, se incrementará la cifra de animales liberados en este 2014.

Por último, los técnicos han destacado que ya se ha conseguido uno de los fines de toda reintroducción, que es la reproducción en el campo de los animales liberados, hecho que se alcanzó en el 2012 cuando Granadilla, ejemplar liberado en el 2011, fue fotografiada mediante una cámara de fototrampeo con cuatro cachorros de unos 4 meses de edad.

Vía: http://www.hoy.es/sociedad/201408/12/ultimos-cuatro-anos-liberado-20140812121459.html
21 septiembre 2013

Zarza de Granadilla es una finca de más de 6.000 hectáreas que abarca las provincias de Salamanca y Cacéres

El secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos, ha visitado este viernes el Centro de Reproducción Asistida del Lince en Zarza de Granadilla, una finca de más de 6.000 hectáreas que abarca las provincias de Salamanca y Cáceres en la que ha nacido una docena de cachorros en la temporada reproductora de 2013. Unos cachorros que serán introducidos en el medio natural.

Así, Federico Ramos ha destacado que los trabajos para la conservación del lince en España “son un hito en la historia de la protección de la naturaleza”, informa el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente en una nota de prensa.

El secretario de Estado ha explicado en su intervención que el objetivo de establecer una población ‘ex-situ’ del lince ibérico “viable” desde el punto de vista sanitario, genético y demográfico “se está cumpliendo”, al mismo tiempo que ha asegurado que el ministerio “sigue considerando una prioridad las acciones para mejorar su hábitat y para el seguimiento sanitario de sus poblaciones”.

PROGRAMA DE CRÍA EN CAUTIVIDAD

Respecto al programa de cría en cautividad, coordinado por el Ministerio, la Junta de Andalucía y el Gobierno portugués, Ramos ha dicho que “constituye no sólo un seguro de vida para la especie sino además un instrumento eficaz en materia de conservación y programas de reintroducción”.

Al respecto, ha destacado también que desde el Ministerio se desarrolla igualmente el marco normativo y de coordinación adecuado, lo que ha dado como resultado la Estrategia Nacional de Conservación del Lince Ibérico, aprobada por la Conferencia Sectorial de Medio Ambiente.

Se han pasado de los 60 individuos, a principios de la década de 2000, a los más de 325 censados actualmente, se explica desde el ministerio, que hace hincapié en que el lince ya cuenta con poblaciones “viables” en Sierra Morena y el entorno de Doñana, gracias a la reintroducción de la especie realizada por la Junta de Andalucía. Además el lince está apareciendo en otras comunidades autónomas como al sur de Castilla-La Mancha.

ESTRATEGIA NACIONAL

Por otro lado, el secretario de Estado de Medio Ambiente ha presentado este viernes en Plasencia la Estrategia Nacional de Conservación del Desmán Ibérico y el Proyecto LIFE+ Desmania.

Una cita en la que ha estado acompañado del presidente del Gobierno de Extremadura, José Antonio Monago; el Consejero de Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía del Gobierno de Extremadura, José Antonio Echávarri; y del director general del Medio Natural de la Junta de Castilla y León, José Ángel Arranz; así como el alcalde de Plasencia, Fernando Pizarro.

Federico Ramos ha destacado la importancia de desarrollar este tipo de proyectos en el que han participado expertos en la especie, tanto del ámbito científico, como de la gestión del medio natural.

“Por eso consideramos que es un adecuado instrumento y cuya aplicación apoyaremos decididamente para garantizar la conservación de una especie que, hasta ahora, había recibido escasa atención”, ha explicado.

Con la coordinación del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama), se ha elaborado una estrategia que marca las pautas para garantizar la conservación futura del desmán.

La Estrategia ha sido informada favorablemente por la Comisión Estatal para el Patrimonio Natural y la Biodiversidad el 24 de julio de 2013 y próximamente será aprobada en la Conferencia Sectorial.

En ella, se realiza un diagnóstico completo de la distribución de la especie y de sus problemas de conservación, al tiempo que se señalan las líneas directrices y las medidas más adecuadas que permitan corregir su actual tendencia regresiva.

CONSERVAR ESPECIES EMBLEMÁTICAS

Desde el ministerio se informa en otra nota de prensa de que con esta iniciativa el Magrama no solo apuesta por la conservación de especies emblemáticas de la Península Ibérica, sino que también está orientando sus esfuerzos hacia la conservación de otras especies menos conocidas, como el desmán ibérico, pero también muy importantes desde el punto de vista biológico y ecológico.

Igualmente, ha presentado el proyecto ‘LIFE+ Desmania’, que tiene como fin recuperar las poblaciones de desmán ibérico (Galemys pyrenaicus) en Extremadura y Castilla y León.

El proyecto, coordinado por la Fundación Biodiversidad y que obtuvo 1,3 millones de euros procedentes del programa europeo LIFE+, tiene entre sus objetivos recuperar esta especie en el Sistema Central.

EL DESMÁN IBÉRICO

Para concluir, el Ejecutivo ha explicado que el desmán ibérico es un pequeño mamífero que habita en los macizos montañosos de la Península Ibérica (Sistema Central, Sistema Ibérico septentrional, Pirineos, Cordillera Cantábrica y Montes de León), y cuya área de distribución y poblaciones han disminuido significativamente en los últimos años debido a varios factores, como la contaminación de las aguas, la disminución del caudal de los ríos, las alteraciones en los cauces o la pérdida de vegetación de ribera.

Se estima que la población se ha visto reducida en más del 30% en los últimos años, ocasionada por pérdida en la calidad del hábitat. Además, se sospecha de una pérdida de hábitat que afecta al 17% del resto de su área de distribución española.

Las actuaciones destinadas a la conservación incluyen la mejora del hábitat del Galemys pyrenaicus en los cauces y riberas, la disminución y control de especies alóctonas y de amenazas no naturales y la sensibilización y participación de la sociedad.

El proyecto, cofinanciado al 50% por la Comisión Europea en el marco del programa LIFE+, se desarrolla entre 2012 y 2016 en áreas Red Natura 2000 de las provincias de Ávila, León, Palencia, Zamora, Salamanca y Cáceres.

Está coordinado por la Fundación Biodiversidad y cuenta como socios con el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, la Junta de Castilla y León, la Junta de Extremadura, Cesefor, la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León, Somacyl y Tragsatec.

Participan como cofinanciadores el Ayuntamiento de Valencia de Don Juan y la Mancomunidad de Municipios del Sur de León y cuenta con el apoyo de las Confederaciones Hidrográficas del Miño-Sil, Tajo y Duero, centros de investigación y asociaciones de pescadores.

images

 

29 julio 2013
  • Un estudio científico ha elaborado un mapa con hábitats potencialmente propicios para la reintroducción del felino

Castilla y León cuenta con áreas susceptibles para la reintroducción dellince ibérico, una especie que habitó la Comunidad pero de la que no se tiene certeza de su presencia desde hace años.

Un estudio científico ha elaborado un mapa con hábitats potencialmente propicios para la reintroducción del felino, según ha explicado uno de sus autores, Alejandro Rodríguez.

Este mapa incluye áreas principalmente de la periferia montañosa del oeste y del sur de Castilla y León, en especial de ZamoraSalamanca,ÁvilaSegovia o Soria, aunque también alguna puntualmente al norte de la Comunidad.

Estas zonas se corresponden mayoritariamente con el oeste de Zamora y de Salamanca, en estas provincias no sólo en zonas montañosas, y con el sur de Ávila, Segovia o Soria, en su caso predominantemente de montaña.

Rodríguez ha apuntado que se trata de una proyección hasta 2090 de las zonas más favorables a una presencia suficiente de conejo, una de las principales presas de las que se alimenta el lince, especie en peligro crítico de extinción.

Esta proyección tiene en cuenta una serie de factores, entre ellos una estimación del cambio climático, ha comentado este investigador de la Estación Biológica de Doñana, del Centro Superior de Investigaciones Científicas.

El calentamiento global del planeta será más evidente en el sur, por lo que el hábitat actual del lince en Andalucía se puede volver “más inhóspito” para especies como el conejo y, por consiguiente, para el lince, el felino más amenazado el mundo.

Rodríguez ha advertido de que el mapa es orientativo, al reflejar las potenciales zonas para la reintroducción siempre que a lo largo del tiempo se den unas determinadas circunstancias, para que el hábitat sea favorable a este mamífero carnívoro endémico de la Península Ibérica.

El estudio, publicado en la revista Nature Climate Change, advierte de que esta especie podría extinguirse en los próximos cincuenta años por factores como el cambio climático.

Sin embargo, si se llevara a cabo la reintroducción en esas áreas, unas cuarenta en toda España, la población de este felino podrían alcanzar los novecientos ejemplares.

Actualmente, la población del lince ibérico cuenta con unos trescientos ejemplares, que se localizan principalmente en Andalucía, en zonas comoSierra Morena o Doñana, aunque unos pocos también podrían quedar en áreas como los Montes de Toledo.

Aunque en zonas del sur de Salamanca en los últimos años pastores, excursionistas e incluso reconocidos científicos han asegurado haber visto linces, proyectos como el de “foto trampeo” de la Junta de Castilla y León no consiguieron entonces fotografiar ningún ejemplar.

La propia Junta aseguraba a finales de la pasada década que no estaba constatada la presencia de esta especie en la Comunidad, ni siquiera en esas zonas de Salamanca limítrofes con Cáceres y con Portugal, ni están previstos proyectos de reintroducción.

Lynx pardinus 9018 AS

Vía: Antonio Sabater