Tag Archive: extremadura


23 julio 2013

Un estudio, liderado por el científico español Miguel Araújo y publicado en la revista Nature Climate Change advierte de que el Lince Ibérico se extinguirá en los próximos 50 años si las políticas de conservación no tienen en cuenta los efectos del cambio climático. Extender su población a nuevos hábitats podría salvar la especie.

España, año 2063. Varios grupos de niños del futuro pasean por lo que fue el Parque de Doñana y una profesora del futuro les explica ante un holograma: «Mirad niños, éso que parece un gato salvaje, pardo, con manchas y bigotes y esas orejas tan particulares, era el Lynx Pardinus, el felino más amenazado del mundo y símbolo de la fauna Ibérica hasta su desaparición». «¿Pero no queda ninguno?¿pero ninguno ninguno?»- pregunta ansioso uno de los estudiantes. «Ni uno», le responde con pena la profesora.

Para quienes conocen la larga trayectoria de programas, proyectos de cría en cautividad, repoblaciones y fondos que se han dedicado en este país para la protección y el cuidado de nuestra especie más emblemática, el Lince Ibérico, esta escena es tan temida como probable.

Actualmente, según el censo de 2011, en Andalucía sobreviven en libertad unos 312ejemplares de Lince Ibérico. Para la supervivencia y conservación de estos felinos se han invertido hasta la fecha unos 100 millones de euros, un dinero que, según un grupo internacional de científicos, liderado por el investigador del CSIC Miguel Araújo, no servirá para nada si no se replantean los actuales planes de gestión de la especie.

«Nuestros modelos muestran que el cambio climático provocará un rápido y brusco declive del lince ibérico y probablemente extinguirá la especie en 50 años, pese a los actuales esfuerzos para su conservación. Las únicas dos poblaciones que quedan no serán capaces de expandirse ni de adaptarse a tiempo a los cambios», ha explicado Araújo.

Su localización actual, limitada al suroeste de la Península, Doñana y Sierra Morena, conlleva una alta vulnerabilidad frente a los cambios en la calidad del hábitat y en la abundancia de sus presas y, como explica el estudio publicado en la revista Nature Climate Change, los individuos que quedan están amenazados por la caza furtiva, los atropellos, la pérdida de su hábitat y la falta de su alimento fundamental: el conejo. Además, el aumento de temperatura asociado al cambio climático podría convertir en hostiles las zonas donde actualmente se concentran los esfuerzos por reintroducir al lince ibérico, según los investigadores.

Los planes de conservación habituales consisten en mejorar su hábitat, llenar el campo de conejos y minimizar el resto de amenazas. Para el equipo científico, que incluye investigadores de las universidades de Stony Brook (EEUU) y Adelaida (Australia), el aumento reciente en el número de individuos de lince ibérico demuestra que, al menos a corto plazo, las medidas actuales de conservación funcionan. Sin embargo, por el reducido número y la fragilidad de sus poblaciones, estas medidas no son suficientes y es necesario «un programa de reintroducción cuidadosamente planeado, que tenga en cuenta los efectos del cambio climático, la abundancia de presas y la conectividad entre hábitats a largo plazo para evitar la extinción del lince este siglo».

En busca de nuevos hábitats

Para estos científicos, los planes de reintroducción de la especie deben incluir factores de cambio climático, la única manera de aumentar su población.

«Los planes de reintroducción deberían plantearse en otras zonas históricamente asociadas a esta especie que en el futuro presenten las condiciones adecuadas», ha explicado el investigador del Museo Nacional de Ciencias Naturales del CSIC y director de esta investigación, Miguel Bastos Araújo.

La investigación ha detectado más de 40 áreas en la mitad norte de la península Ibérica, climáticamente susceptibles de albergar al lince ibérico hacia la mitad del siglo XXI. Estas áreas, explican, podrían ofrecer tanto conejos como un hábitat continuo, incluso con el cambio climático. Así, calculan, la población de linces ibéricos podría llegar a 900 ejemplares en el año 2090.

Además del clima, la abundancia del conejo de monte (su única presa), las alteraciones en el uso del suelo o la falta de conectividad entre los hábitats ocupados por este animal son otras de las variables que han tenido en cuenta el equipo de investigación durante los cinco años de estudio.

En cuanto a la conectividad entre los hábitats, Damien Fordham, de la Universidad de Adelaida y primer firmante del artículo, ha subrayado: «Si no se llevan a cabo las medidas de gestión pertinentes, la desconexión entre estas zonas reducirá la viabilidad de las poblaciones reintroducidas».

Para Miguel Ángel Simón, biólogo y director del Proyecto europeo LIFE-Lince en Andalucía, el estudio confirma la nueva línea de trabajo del Proyecto Life Iberlince en el sentido de iniciar reintroducciones en nuevas zonas de la Península Ibérica y Portugal.

«La verdadera limitación es encontrar áreas con densidades aptas de conejo y el conejo suele vivir en zonas áridas y secas… Ya estamos desarrollando trabajos para evaluar las densidades de conejo en toda Iberia», explica Simón.

Según el responsable de LIFE-Lince  el programa de conservación del lince ha ido evolucionando por sus pasos lógicos. En una primera fase (2002/2006) iniciaron los trabajos para evitar su extinción con la cría en cautividad y el mantenimiento de hábitats. En una segunda fase (2006/2011) se trató de recuperar territorios perdidos en Andalucía yconsiguieron la reintroducción del lince en Guadalmellato (Córdoba) y Guarrizas (Jaén)y, ahora, en una tercera fase del programa (2011) se está intentando recuperar poblaciones más al norte dentro de la Península Ibérica, en Extremadura, Castilla La Mancha y en Portugal.

El objetivo del proyecto LIFE, premiado por la Unión Europea como uno de los mejores proyectos medioambientales, es incrementar la población de este felino en un 66 % en los próximos cinco años disminuyendo el grado de amenaza de la especie. El Proyecto LIFE Iberlince tiene un carácter transnacional donde participan administraciones, empresas, asociaciones y organizaciones no gubernamentales con el objetivo común de aumentar las poblaciones de este felino y de recuperar para la especie territorios de la Península Ibérica, en los que antes tuvo presencia Extremadura, Castilla-La Mancha y Portugal.

Los programas de conservación han sido fundamentales para la recuperación de la especie, que ha triplicado su número de ejemplares desde 2001, cuyo censo contaba poco más de 100 linces entre los dos principales núcleos de población.

Antonio Sabater

Antonio Sabater

Vía: Antonio Sabater
10 junio 2013
  • En 6 años 716 ejemplares murieron en Andalucía en 40 ataques de linces.

  • El 78% eran gallinas aunque las mayores pérdidas fueron por muertes de corderos.

  • Los pastores eléctricos están resultando eficaces para frenar los ataques.

El exitoso programa de recuperación del lince ibérico (‘Lynx pardinus’) está devolviendo a los campos españoles esta emblemática especie que hasta hace poco se encontraba al borde de la extinción. En apenas una década el Proyecto Life Iberlince ha logrado triplicar el número de ejemplares en España. Si en 2002 quedaban menos de un centenar, en la actualidad hay alrededor de 300 linces en Andalucía y se prevé que en los próximos años se creen nuevas poblaciones en Extremadura, Castilla-La Mancha y Portugal.

Pero la puesta en libertad de los ejemplares criados en cautividad está causando también un efecto indeseado: un aumento de los ataques de linces a animales de granja. Tras realizar un seguimiento de los hábitos de caza de estos felinos durante seis años, un equipo de investigadores del Proyecto Life Iberlince ha contabilizado 40 ataques a animales de granja, que han causado la muerte de un total de 716 ejemplares.

Según detallan en este estudio, publicado recientemente en la revista ‘European Journal of Wildlife Research’, el 78% de los animales muertos eran aves de corral. No obstante, las mayores pérdidas económicas fueron debidas a los ataques a corderos por la mayor cuantía de las indemnizaciones del programa de compensación: “Los linces sólo suelen atacar a corderos menores de 15 días, y por cada muerte al ganadero se le indemniza con el precio de mercado, que ronda los 60 euros, mientras que por cada gallina se pagan unos cinco o seis euros”, explica Germán Garrote, biólogo del Proyecto Life Iberlince y de la Agencia de Medio Ambiente y Agua de la Junta de Andalucía y coautor de este estudio.

 

Convivencia con el hombre

La investigación, realizada entre 2006 y 2012, se ha llevado a cabo en el área de Andújar-Cardeña, uno de los dos núcleos en los que hay linces ibéricos junto con Doñana.

Germán Garrote señala que el objetivo es adelantarse a los problemas de convivencia para buscar soluciones y evitar conflictos como los que se dan con el lobo ibérico: “Además del programa de compensaciones a ganaderos y granjeros, otra parte del proyecto de recuperación del lince consiste en prevenir los conflictos entre esta especie y los humanos”, explica Garrote a ELMUNDO.es en conversación telefónica.

El biólogo subraya que no hay motivos para la alarma: “El programa de reintroducción del lince está siendo un éxito y, poco a poco, este animal que hasta ahora sólo se encontraba en zonas muy recónditas del Parque de Doñana o Andújar empieza a colonizar zonas urbanizadas, en las que hay hay casas y pequeñas granjas o rebaños de ovejas. Se trata de prevenir y aportar soluciones desde ya”.

130610_lince__editada_medium

 

Pastores eléctricos

Entre las medidas de prevención implantadas con éxito destacan los denominados pastores eléctricos, es decir, recintos con vallas electrificadas de un metro y medio de altura. “El 90% de los lugares donde ha habido ataques eran gallineros sin protección. Los hemos cubierto y en el 90% de ellos no ha vuelto a registrarse ningún ataque”, asegura.

El conejo silvestre es la base fundamental en la dieta del lince ibérico, que caza solo y suele lanzarse contra su persa tras aguardarla: “Los ataques a animales domésticos son más bien anecdóticos aunque cuando suceden provocan pérdidas. Por ejemplo, a un granjero hubo que indemnizarle con más de 1.000 euros tras sufrir un ataque de lince, por lo que sí compensa instalar los pastores eléctricos, que tienen un coste de unos 700 euros y son una inversión a largo plazo”, añade Garrote.

El tipo de rebaño condiciona, lógicamente, su vulnerabilidad ante el lince. “Los intensivos están guardados prácticamente todo el día. Cuando salen van acompañados por perros y por el pastor, por lo que los ataques son anecdóticos, de vez en cuando matan a algún cordero pero no merece la pena hacer la inversión”, señala el biólogo. “Pero hay un par de rebaños grandes, de 1.000 y 500 ovejas respectivamente, que por el día están en libertad y por la noche no siempre se encierran. En estos casos el vallado eléctrico protege a los animales de forma eficaz”.

El biólogo asegura que no hay temor entre los ganaderos y granjeros de la zona. Es más, destaca la colaboración con ellos: “No están preocupados porque ven que nos estamos adelantando al problema. Y cuando se han producido ataques las indemnizaciones son casi inmediatas, no pasa un mes desde el ataque sin que las hayan cobrado”, señala.

¿Se distingue fácilmente el ataque de un lince del de otros predadores, como los zorros? “En los gallineros es más complicado si no hay huellas, pero cuando se trata de un ataque a un animal grande, como el cordero, se distingue rápidamente si ha sido un lince o un zorro por su forma de morder. Otros depredadores sin embargo, como el puma y el jaguar, tienen una forma de atacar parecida y en Sudamérica a veces tienen problemas para diferenciarlos”, explica el biólogo.

Además, los linces suelen volver al día siguiente para seguir con el banquete, ya sea para devorar otra gallina de las que mató el día anterior o para seguir comiéndose el cordero que suele semienterrar cuando está saciado para que le sirva de alimento durante más tiempo: “En cuanto se produce un ataque nos llaman y colocamos cámaras trampa que nos permiten confirmar si ha sido un lince”, añade.

Las épocas más conflictivas con los corderos coinciden con los partos de las ovejas, en diciembre-enero y abril-mayo: “Tras la instalación de los pastores eléctricos en dos rebaños no se han producido ataques en abril-mayo”, afirma esperanzado.

M2E72L219-218R363B329

 

6 junio 2013

La Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente ha liberado en Adamuz (Córdoba), coincidiendo con el Día Mundial de Medio Ambiente, tres ejemplares de lince ibérico procedentes de Silves (Portugal), con el objetivo de reforzar la población de este felino en la comarca cordobesa de Guadalmellato, antiguo territorio de asentamiento de la especie

Con esta suelta se refuerza la incipiente población de esta especie en la zona, que cuenta ya con 22 ejemplares.

Los felinos, de un año de edad, proceden del Centro de Cría en Cautividad de Silves (Portugal)

Con esta iniciativa, desarrollada en el marco del proyecto europeo Life Iberlince para la ‘Recuperación de la distribución histórica del lince ibérico’, se refuerza la colaboración con las poblaciones locales, propietarios de fincas y sociedad de cazadores, a la hora de acoger a estos ejemplares. A la suelta, realizada en las proximidades de Adamuz y en la que han participado alrededor de 180 escolares, han asistido el director general de Gestión del Medio Natural, Javier Madrid, el delegado territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Francisco Zurera, y el alcalde de Adamuz, Manuel Leyva, entre otras autoridades.

Esta actuación es posible gracias a la buena marcha del programa de cría en cautividad y a la positiva evolución que mantienen las poblaciones de lince en el medio natural de nuestra región. Según el director general, iniciativas como ésta demuestran el “compromiso de la Junta de Andalucía en la conservación del lince ibérico, una labor que ha sido reconocida de nuevo por la Unión Europea”.

Así, Javier Madrid ha destacado que la UE ha distinguido recientemente al proyecto Life Naturaleza para la Conservación y Reintroducción del Lince Ibérico en Andalucía como la mejor iniciativa de conservación que se ha ejecutado en Europa con cargo a los presupuestos comunitarios. Entre los principales logros de este Life sobresalen la firma de convenios de colaboración con propietarios de fincas y sociedades de cazadores y la reintroducción por primera vez de ejemplares de lince en las zonas de Guarrizas (Jaén) y Guadalmellato (Córdoba) que han permitido reforzar e incrementar las poblaciones de esta especie en peligro de extinción.

En esta ocasión, los ejemplares, un macho y dos hembras procedentes del Centro de Cría de Silves (Portugal), portarán como todos los linces liberados, un collar emisor para su permanente localización.

Gracias a estos programas las poblaciones de lince se han incrementado, pasando de 98 ejemplares en 2002 a más de 300 en la actualidad. Igualmente, la superficie total con presencia de la especie ha crecido hasta situarse en torno a los 1.000 kilómetros cuadrados, aproximadamente.

El éxito de estos programas ha propiciado la aprobación por parte de la Comisión Europea de un tercer Life para dar continuidad al trabajo realizado en los últimos años desde Andalucía y respaldar así la recuperación del lince ibérico, considerado la especie de felino más amenazado del mundo. Este proyecto, denominado Iberlince’, tiene como objetivo incrementar el numero de sus poblaciones mediante la reintroducción en Portugal, Extremadura, Castilla-La Mancha, Murcia y Andalucía, disminuyendo así el grado de amenaza de la especie y proponiendo su reclasificación a la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), a una categoría de menor amenaza según los criterios internacionales. En este LIFE participan un total de 19 socios, entre administraciones, empresas, asociaciones y organizaciones no gubernamentales.

8899520701_34df21cb58_n

6 junio 2013

Entre los principales logros de este proyecto, el consejero ha destacado la firma de convenios de colaboración con propietarios de fincas y sociedades de cazadores, la reintroducción por primera vez de ejemplares de lince en las zonas de Guarrizas

El consejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Luis Planas, ha recogido en Bruselas la distinción concedida por la Unión Europea (UE) al proyecto Life Naturaleza para la Conservación y Reintroducción del Lince Ibérico en Andalucía, considerado como la mejor iniciativa de conservación que se ha ejecutado en Europa con cargo a los presupuestos comunitarios. Con este galardón, el segundo que se concede a un Life andaluz, la UE reconoce la excelencia de este proyecto, así como la transparencia y gestión económica del mismo.

Entre los principales logros de este proyecto, el consejero ha destacado la firma de convenios de colaboración con propietarios de fincas y sociedades de cazadores, la reintroducción por primera vez de ejemplares de lince en las zonas de Guarrizas (Jaén) y Guadalmellato (Córdoba), que han permitido reforzar e incrementar las poblaciones de esta especie en peligro de extinción; así como un aumento del número de ejemplares en Doñana y Sierra Morena, que duplicaron hasta llegar a los 312 animales, según informa la Consejería en una nota.

A juicio de Planas, el Life premiado es también “una nueva prueba de la capacidad de empleo y rentas que tiene un proyecto de estas características”. En este sentido, el titular de la Consejería ha informado que gracias a esta iniciativa se han creado 31 puestos de trabajo fijos y un total de 29.740 jornales en las zonas linceras de Huelva, Córdoba y Jaén.

A ello, hay que sumar la licitación por un importe de 6.816.063 euros de trabajos forestales para la mejora de hábitats (desbroce, podas, etc.), de los que se han beneficiado 486 pymes andaluzas. El lince ibérico tiene un atractivo importante para amantes de la naturaleza como prueba la existencia de empresas de guías de la naturaleza en Doñana y Sierra Morena que ofrecen la posibilidad de ver linces, y de establecimientos hoteleros y de restauración que se benefician de la afluencia de visitantes.

Para Planas, la capacidad generadora de rentas que gozan los sectores económicos vinculados a lo medioambiental es un hecho constatado en Andalucía. Un ejemplo es el caso del Life del lince ibérico, una iniciativa que permite generar empleo verde preservando los recursos naturales.

En este proyecto, impulsado por la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente y desarrollado desde 2006 a 2011, han participado junto con la Junta de Andalucía, asociaciones de cazadores (FAC, Ateca, Aproca) y organizaciones no gubernamentales (EEA-Andalucía, Fundación CBD, Secem y WWF/Adena) y propietarios y sociedades de cazadores, todos ellos son copartícipes de este reconocimiento.

El éxito de estos programas ha propiciado la aprobación por parte de la Comisión Europea de un tercer Life para dar continuidad al trabajo realizado en los últimos años desde Andalucía y respaldar así la recuperación del lince ibérico, considerado la especie de felino más amenazado del mundo.

Este proyecto, denominado ‘Iberlince’, tiene como objetivo incrementar el número de sus poblaciones mediante la reintroducción en Portugal, Extremadura, Castilla-La Mancha, Murcia y Andalucía, disminuyendo así el grado de amenaza de la especie y proponiendo su reclasificación a la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), a una categoría de menor amenaza según los criterios internacionales.

416774_439914639371718_1864084658_o

6 junio 2013

Según ha informado la Junta, con esta iniciativa, desarrollada en el marco del proyecto europeo Life Iberlince para la ‘Recuperación de la distribución histórica del lince ibérico’

La Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía ha liberado en Adamuz (Córdoba), coincidiendo con el Día Mundial de Medio Ambiente, a tres ejemplares de lince ibérico procedentes de Silves (Portugal), con el objetivo de  reforzar la población de este felino en la zona del Guadalmellato, antiguo territorio de asentamiento de la especie. Con esta suelta se refuerza la incipiente población de esta especie en la zona, que cuenta ya con 22 ejemplares.

Según ha informado la Junta, con esta iniciativa, desarrollada en el marco del proyecto europeo Life Iberlince para la ‘Recuperación de la distribución histórica del lince ibérico’, se refuerza la colaboración con las poblaciones locales, propietarios de fincas y sociedades de cazadores a la hora de acoger a estos ejemplares.

A la suelta, realizada en las proximidades de Adamuz y en la que han participado alrededor de 180 escolares, han asistido el director general de Gestión del Medio Natural, Javier Madrid, el delegado territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta en Córdoba, Francisco Zurera, y el alcalde de Adamuz, Manuel Leyva, entre otras autoridades.

Esta actuación es posible gracias a la buena marcha del programa de cría en cautividad y a la positiva evolución que mantienen las poblaciones de lince en el medio natural de Andalucía. Según el director general, iniciativas como ésta demuestran el “compromiso de la Junta de Andalucía en la conservación del lince ibérico, una labor que ha sido reconocida de nuevo por la Unión Europea (UE)”.

En este sentido, Javier Madrid ha recordado que la UE ha distinguido recientemente al proyecto Life Naturaleza para la Conservación y Reintroducción del Lince Ibérico en Andalucía como la mejor iniciativa de conservación que se ha ejecutado en Europa con cargo a los presupuestos comunitarios.

Entre los principales logros de este Life sobresalen la firma de convenios de colaboración con propietarios de fincas y sociedades de cazadores y la reintroducción por primera vez de ejemplares de lince en las zonas de Guarrizas (Jaén) y Guadalmellato (Córdoba), que han permitido reforzar e incrementar las poblaciones de esta especie en peligro de extinción.

En esta ocasión, los ejemplares liberados han sido un macho y dos hembras, procedentes del Centro de Cría de Silves (Portugal), y portarán, como todos los linces liberados, un collar emisor para su permanente localización.

Gracias a estos programas las poblaciones de lince se han incrementado, pasando de 98 ejemplares en 2002 a más de 300 en la actualidad. Igualmente, la superficie total con presencia de la especie ha crecido hasta situarse en torno a los 1.000 kilómetros cuadrados, aproximadamente.

El éxito de estos programas ha propiciado la aprobación por parte de la Comisión Europea de un tercer Life, para dar continuidad al trabajo realizado en los últimos años desde Andalucía y respaldar así la recuperación del lince ibérico, considerado la especie de felino más amenazada del mundo.

Este proyecto, denominado ‘Iberlince’, tiene como objetivo incrementar el numero de sus poblaciones mediante la reintroducción en Portugal, Extremadura, Castilla-La Mancha, Murcia y Andalucía, disminuyendo así el grado de amenaza de la especie y proponiendo su reclasificación, a la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), para una categoría de menor amenaza según los criterios internacionales. En este Life participan un total de 19 socios, entre administraciones, empresas, asociaciones y organizaciones no gubernamentales.

306_JJSE_linceibericosasfg

6 junio 2013

La población del felino en la comarca alcanza los 22 ejemplares. El macho y las dos hembras introducidas llegan de Portugal.

La Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente liberó ayer en la localidad de Adamuz, coincidiendo con el Día Mundial de Medio Ambiente, tres ejemplares de lince ibérico procedentes de Silves (Portugal), con el objetivo de reforzar la población de este felino en la zona del Guadalmellato, antiguo territorio de asentamiento de la especie. Con esta suelta se refuerza la incipiente población de esta especie en la zona, que cuenta ya con 22 ejemplares.

Con esta iniciativa, desarrollada en el marco del proyecto europeo Life Iberlince, se refuerza la colaboración con las poblaciones locales, propietarios de fincas y sociedad de cazadores a la hora de acoger a estos ejemplares, subrayó la Junta. A la suelta, realizada en las proximidades de Adamuz y en la que participaron alrededor de 180 escolares, asistieron el director general de Gestión del Medio Natural, Javier Madrid; el delegado territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Francisco Zurera, y el alcalde de Adamuz, Manuel Leyva (PSOE), entre otras autoridades.

La Junta recordó que la actuación es posible gracias a la “buena marcha” del programa de cría en cautividad y a la positiva evolución que mantienen las poblaciones de lince en el medio natural de la región. Según el director general, iniciativas como ésta demuestran el “compromiso de la Junta en la conservación del lince ibérico, una labor que ha sido reconocida de nuevo por la Unión Europea”.

Javier Madrid recordó que la UE ha distinguido recientemente al proyecto Life Naturaleza para la Conservación y Reintroducción del Lince Ibérico en Andalucía como la “mejor iniciativa” de conservación que se ha ejecutado en Europa con cargo a los presupuestos comunitarios. Entre los principales logros de este Life, destacó la firma de convenios de colaboración con propietarios de fincas y sociedades de cazadores y la reintroducción por primera vez de ejemplares de lince en las zonas de Guarrizas (Jaén) y Guadalmellato (Córdoba).

En esta ocasión, los ejemplares -un macho y dos hembras procedentes del Centro de Cría de Silves (Portugal)- portarán como todos los linces liberados un collar emisor para su permanente localización. Gracias a estos programas, las poblaciones de lince se han incrementado, pasando de 98 ejemplares en 2002 a más de 300 en la actualidad. Igualmente, la superficie total con presencia de la especie ha crecido hasta situarse en torno a los mil kilómetros cuadrados.

El éxito de estos programas ha propiciado la aprobación por parte de la Comisión Europea de un tercer Life para dar continuidad al trabajo realizado en los últimos años desde Andalucía y respaldar así la recuperación del lince ibérico, considerado la especie de felino más amenazado del mundo. La Junta recordó que este proyecto, denominado Iberlince, tiene como objetivo incrementar el número de sus poblaciones mediante la reintroducción en Portugal, Extremadura, Castilla-La Mancha, Murcia y Andalucía, disminuyendo así el grado de amenaza de la especie y proponiendo su reclasificación a la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), a una categoría de menor amenaza según los criterios internacionales. En este Life participan un total de 19 socios.

0001373558_560x560_jpg000

 

5 junio 2013

Luis Planas recoge en Bruselas el galardón que la UE ha concedido al proyecto Life Lince.

El consejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Luis Planas, ha recogido en Bruselas la distinción concedida por la Unión Europea (UE) al proyecto Life Naturaleza para la Conservación y Reintroducción del Lince Ibérico en Andalucía, considerado como la mejor iniciativa de conservación que se ha ejecutado en Europa con cargo a los presupuestos comunitarios. Con este galardón, el segundo que se concede a un Life andaluz, la UE reconoce la excelencia de este proyecto, así como la transparencia y gestión económica del mismo.

Entre los principales logros de este proyecto, el consejero ha destacado la firma de convenios de colaboración con propietarios de fincas y sociedades de cazadores, la reintroducción por primera vez de ejemplares de lince en las zonas de Guarrizas (Jaén) y Guadalmellato (Córdoba), que han permitido reforzar e incrementar las poblaciones de esta especie en peligro de extinción; así como un aumento del número de ejemplares en Doñana y Sierra Morena, que duplicaron hasta llegar a los 312 animales, según informa la Consejería en una nota.

A juicio de Planas, el Life premiado es también “una nueva prueba de la capacidad de empleo y rentas que tiene un proyecto de estas características”. En este sentido, el titular de la Consejería ha informado que gracias a esta iniciativa se han creado 31 puestos de trabajo fijos y un total de 29.740 jornales en las zonas linceras de Huelva, Córdoba y Jaén.

A ello, hay que sumar la licitación por un importe de 6.816.063 euros de trabajos forestales para la mejora de hábitats (desbroce, podas, etc.), de los que se han beneficiado 486 pymes andaluzas. El lince ibérico tiene un atractivo importante para amantes de la naturaleza como prueba la existencia de empresas de guías de la naturaleza en Doñana y Sierra Morena que ofrecen la posibilidad de ver linces, y de establecimientos hoteleros y de restauración que se benefician de la afluencia de visitantes.

Para Planas, la capacidad generadora de rentas que gozan los sectores económicos vinculados a lo medioambiental es un hecho constatado en Andalucía. Un ejemplo es el caso del Life del lince ibérico, una iniciativa que permite generar empleo verde preservando los recursos naturales.

En este proyecto, impulsado por la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente y desarrollado desde 2006 a 2011, han participado junto con la Junta de Andalucía, asociaciones de cazadores (FAC, Ateca, Aproca) y organizaciones no gubernamentales (EEA-Andalucía, Fundación CBD, Secem y WWF/Adena) y propietarios y sociedades de cazadores, todos ellos son copartícipes de este reconocimiento.

El éxito de estos programas ha propiciado la aprobación por parte de la Comisión Europea de un tercer Life para dar continuidad al trabajo realizado en los últimos años desde Andalucía y respaldar así la recuperación del lince ibérico, considerado la especie de felino más amenazado del mundo.

Este proyecto, denominado ‘Iberlince’, tiene como objetivo incrementar el número de sus poblaciones mediante la reintroducción en Portugal,Extremadura, Castilla-La Mancha, Murcia y Andalucía, disminuyendo así el grado de amenaza de la especie y proponiendo su reclasificación a la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), a una categoría de menor amenaza según los criterios internacionales.

LinceIbericorecortada

 

27 mayo 2013

La conservación del lince en la Península Ibérica sigue, a pesar de los brutales recortes aplicados en otras partidas, contando con el respaldo de las administraciones. Y en este sentido uno de los planes más ambiciosos -al menos por el presupuesto con el que nació- es el Proyecto Life Iberlince Recuperación de la Distribución Histórica del Lince Ibérico en España y Portugal (2011-2016), aprobado en 2011 por la Unión Europea con 34 millones de euros.

Esta semana este proyecto europeo, del que la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía es “la beneficiaria responsable de su ejecución”, según consta en la web de la iniciativa, ha resuelto la formalización del contrato del “servicio de constitución y funcionamiento de la oficina Life+Iberlince y la dotación de los materiales necesarios para la coordinación del proyecto”. Finalmente, la Dirección General de Gestión del Medio Natural de la consejería de Luis Planas ha adjudicado el servicio al Grupo Eulen por un importe de 2.160.773 euros (la licitación se realizó por 2.274.498 euros) para ejecutar y poner en marcha la oficina que se ubicará en Sevilla, cuyo plazo de ejecución está estimado en dos años.

El coste del levantamiento del edificio y la compra de los materiales está financiado por los fondos LIFE en un 84,07%.

De los 34 millones de euros del proyecto, la Unión Europea financia un 61,57 % algo más de 20,9 millones de euros mientras que el resto de los socios aportan el 38,43%, unos 13 millones de euros, el presupuesto más elevado que se ha invertido en un proyecto Life, indica la web del proyecto.

Tras el trabajo de “conservación y reintroducción del lince ibérico en Andalucía” (2006-2011), que colocó a la comunidad a la cabeza de la defensa del felino, Portugal y cinco administraciones españolas se sumaron a este proyecto de carácter trasnacional. Extremadura, socio participante en el anterior proyecto, Castilla la Mancha, Murcia, Parques Nacionales y la Junta están implicados en la recuperación del área de distribución histórica del lince, el objeto de trabajo hasta 2016. El cumplimiento de estas metas, aseguran sus promotores, lograría pasar de 270 linces en 2010 a cerca de 450 en 2016.

941720_517618994972248_179342958_n

Con este galardón Europa reconoce la labor que se desarrolla en Andalucía para preservar esta especie en peligro de extinción

El consejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, Luis Planas, ha anunciado este viernes que la Unión Europea (UE) ha distinguido, junto a otro, al proyecto Life Naturaleza para la Conservación y Reintroducción del Lince Ibérico en Andalucía “como el mejor proyecto europeo en materia de defensa y de protección de la biodiversidad”.

   En declaraciones a los periodistas, Planas, quien poco antes había inaugurado en Baena el nuevo Centro de Congresos y Exposiciones de dicho municipio cordobés, ha opinado que “es una excelente noticia que toda la UE reconozca el trabajo” que está realizando la Junta de Andalucía “con fondos europeos”.

Sin embargo, Planas ha querido “compartir” la buena nueva con todos los que han “colaborado” con la Junta en el desarrollo de dicho proyecto, ahora galardonado a nivel europeo por su excelencia, sus resultados y su buena gestión.

Así, el consejero se ha referido a “los cazadores, los agricultores propietarios de tierras y las ONG”, pues “todos ellos han realizado un excelente trabajo al respecto”, en cuanto a la apuesta por la biodiversidad que significa este proyecto, teniendo en cuenta que “biodiversidad es vida y es futuro”, según ha subrayado Planas.

El citado proyecto Life Lince ya fue seleccionado previamente por la UE con uno de los galardones otorgados a los ocho mejores proyectos que se han ejecutado en Europa con cargo a los presupuestos comunitarios, mientras que ahora ha sido distinguido como el mejor entre todos, junto con otro.

Este programa, impulsado por la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, se desarrolló desde 2006 a 2011 y se ha premiado entre centenares de iniciativas desarrolladas en otros países. Con este galardón, el segundo que se concede a un proyecto Life lince andaluz, la UE reconoce la labor que se desarrolla en Andalucía para preservar esta especie en peligro de extinción.

En este proyecto europeo, liderado y coordinado por la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, han participado junto la Administración autonómica, asociaciones de cazadores (FAC, Ateca, Aproca) y organizaciones no gubernamentales (EEA-Andalucía, Fundación CBD, Secem y WWF/Adena), además de propietarios y sociedades de cazadores. Todos ellos son coparticipes de este reconocimiento.

Entre los principales logros de este Life destaca la reintroducción por primera vez de ejemplares de lince en las zonas de Guarrizas (Jaén) y Guadalmellato (Córdoba), que han permitido reforzar e incrementar las poblaciones de esta especie en peligro de extinción.

Otras actuaciones destacadas han sido la firma de convenios de colaboración con propietarios de fincas y sociedades de cazadores, para asegurar la buena acogida de los ejemplares liberados, y las campañas de sensibilización social que se que han llevado a cabo para informar sobre la situación real de la especie y para dar a conocer la importancia del lince ibérico en el ecosistema mediterráneo.

MÁS LINCES

Gracias a estos programas las poblaciones de lince se han incrementado, pasando de 98 ejemplares en 2002 a más de 300 en la actualidad. Igualmente, la superficie total con presencia de la especie ha crecido hasta situarse en torno a los 1.000 kilómetros cuadrados, aproximadamente.

El éxito de estos programas propició la aprobación por parte de la Comisión Europea de un tercer Life para dar continuidad al trabajo realizado en los últimos años desde Andalu*cía y respaldar así la recuperación del lince ibérico, considerado la especie de felino más amenazado del mundo.

Este proyecto, denominado ‘Iberlince’, tiene como objetivo incrementar el numero de sus poblaciones mediante la reintroducción en Portugal, Extremadura, Castilla-La Mancha, Murcia y Andalucía, disminuyendo así el grado de amenaza de la especie y proponiendo su reclasificación a la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), a una categoría de menor amenaza según los criterios internacionales.

lince_iberico_peligro_extincion

El proyecto Life Naturaleza para la Conservación y Reintroducción del Lince Ibérico en Andalucía ha sido distinguido por la Unión Europea (UE) con uno de los galardones otorgados a los ocho mejores proyectos que se han ejecutado en Europa con cargo a los presupuestos comunitarios.

   Este programa, impulsado por la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, se desarrolló desde 2006 a 2011 y se ha premiado entre centenares de iniciativas desarrolladas en otros países, ha precisado la Junta en una nota. Con este galardón, el segundo que se concede a un proyecto Life lince andaluz, la UE reconoce la labor que se desarrolla en Andalucía para preservar esta especie en peligro de extinción.

En este proyecto europeo, liderado y coordinado por la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, han participado, junto con la administración regional, asociaciones de cazadores (FAC, Ateca, Aproca) y organizaciones no gubernamentales (EEA-Andalucía, Fundación CBD, Secem y WWF/Adena) y propietarios y sociedades de cazadores, todos ellos copartícipes de este reconocimiento.

Entre los principales logros de este Life destaca la reintroducción por primera vez de ejemplares de lince en las zonas de Guarrizas (Jaén) y Guadalmellato (Córdoba), que han permitido reforzar e incrementar las poblaciones de esta especie en peligro de extinción. Otras actuaciones destacadas han sido la firma de convenios de colaboración con propietarios de fincas y sociedades de cazadores, para asegurar la buena acogida de los ejemplares liberados, y las campañas de sensibilización social que se que han llevado a cabo para informar sobre la situación real de la especie y para dar a conocer la importancia del lince ibérico en el ecosistema mediterráneo.

Gracias a estas iniciativas las poblaciones de lince se han incrementado, pasando de 98 ejemplares en 2002 a más de 300 en la actualidad. Igualmente, la  superficie total con presencia de la especie ha crecido hasta situarse en torno a los 1.000 kilómetros cuadrados, aproximadamente.

El éxito de estos programas propició la aprobación por parte de la Comisión Europea de un tercer Life para dar continuidad al trabajo realizado en los últimos años desde Andalucía y respaldar así la recuperación del lince ibérico, considerado la especie de felino más amenazado del mundo. Este proyecto, denominado ‘Iberlince’, tiene como objetivo incrementar el numero de sus poblaciones mediante la reintroducción en Portugal, Extremadura, Castilla-La Mancha, Murcia y Andalucía, disminuyendo así el grado de amenaza de la especie y proponiendo su reclasificación a la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) a una categoría de menor amenaza según los criterios internacionales.

salvapantallas seminario

La junta registra 309 ejemplares en 2012, tres menos que los censados el año anterior.

La población silvestre de lince ibérico disminuyó el año pasado, ejercicio en el que la Junta de Andalucía contabilizó 309 ejemplares vivos, tres menos que los censados en 2011. Eso supone el primer descenso desde 2007 del número de estos felinos en peligro de extinción que viven en libertad, según los datos presentados esta misma semana por el secretario general de Medio Ambiente y Agua de la Junta de Andalucía, Sergio Moreno.

Una de las causas que explicaría este declive de la población silvestre de lince ibérico en 2012 sería la elevada mortalidad registrada el año pasado, ejercicio en el que se notificó la muerte de 21 linces, 16 en Sierra Morena y los cinco restantes en Doñana.

Estas 21 bajas contabilizadas en 2012 casi duplicaron los trece linces muertos en 2011 y supusieron la cifra de mortalidad más elevada, al menos, desde 2002, según las estadísticas oficiales.

El descenso del número de linces ibéricos silvestres en 2012 se palió con el aumento de ejemplares nacidos en cautividad el pasado año, ejercicio en el que sobrevivieron 44 cachorros, casi el doble que en la temporada de 2011.

Tras el nacimiento, en 2005, de los primeros linces en cautividad son casi doscientos los ejemplares que sobreviven desde entonces en los cuatro centros de cría de este felino: El Acebuche (Doñana), La Olivilla (Sierra Morena), Silves (Portugal) y Zarza de Granadilla (Extremadura).

Una veintena de estos linces nacidos en cautividad ya han sido reintroducidos al medio natural con el objetivo de consolidar las dos reintroducciones emprendidas desde 2009 en la zona del Guadalmellato (Córdoba) y en la del Guarrizas (Jaén).

De los 309 linces que vivían en libertad el año pasado, 78 eran cachorros, 16 menos que los 94 contabilizados en 2011. Las hembras en edad reproductiva censadas en 2012 fueron 85, once más que en 2011, según los datos facilitados por la Junta de Andalucía.

Los censos oficiales de linces ibéricos que viven en libertad -cuya fiabilidad ha sido objeto de críticas por parte de algunos científicos, entre otros Miguel Delibes- se realizan mediante fototrampeo (cámaras situadas puntos diversos que realizan fotos autónomamente durante semanas) y, según sus encargados, aportan un número final de felinos que suele ser normalmente inferior a la población real existente, pues se estima que entre el 3% y el 5% de los ejemplares existentes no son controlados mediante este sistema.

 

LinceIberico

09.03.2013

Extremadura cuenta en estos momentos con varios proyectos de los llamados Life, dos de ellos para desarrollar trabajos en materia de naturaleza y biodiversidad, otro en relación al lince ibérico y otro, denominado Infonatur, para divulgar la Red Natura 2000 y transmitir los valores de la naturaleza en Extremadura.

Respecto a los referidos a naturaleza y diversidad, se trata de un proyecto para luchar contra las especies invasoras, que suponen la principal causa de pérdida de biodiversidad y de agricultura. La otra iniciativa persigue la conservación del desmán ibérico, una especie animal, que vive en los ríos limpios de montaña en la zona de Hervás. Este último proyecto se realiza conjuntamente con el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA).

Otro logro para Extremadura es el proyecto Infonatur, para poner en valor la Red Natura 2000. Solo se han aprobado tres de este tipo en España y uno de ellos es en Extremadura, debido a la gestión de la Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía, que es beneficiario coordinador. En el mismo participan también como socios la Agencia EFE, la Diputación de Lleida y el Patronato de Turismo de Girona.

RED NATURA 2000 El objetivo fundamental del proyecto es difundir el conocimiento sobre la Red Natura 2000, cambiar las actitudes de los diferentes grupos afectados, crear oportunidades para el desarrollo socioeconómico de la zona y formar una nueva generación de ciudadanos conscientes del medio ambiente. Para ello, dispone de un presupuesto para cuatro años de 1.822.996 euros, de los que 907.305 están cofinanciados por la UE.

Los objetivos de Infonatur son la implementación de la difusión ambiental europea, desarrollar herramientas de comunicación y formación, poner en marcha mecanismos de colaboración entre administraciones, posibilitar un cambio de actitud positiva por parte de los sectores de la agricultura hacia la Red Natura 2000, y educar medioambientalmente a 10.000 niños y adolescentes.

icts2

08.03.2013

Conservar la especie e incrementar el número de ejemplares de lince ibérico en la Península Ibérica es el propósito con el que Extremadura participa en el proyecto Life Iberlince, junto a Andalucía, Castilla-La Mancha, Murcia y Portugal.

El consejero de Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía, José Antonio Echávarri, ha presidido en Mérida una reunión con miembros de esta iniciativa. A la misma han asistido el director general de Medio Ambiente, Enrique Julián Fuentes; y el director general de Gestión del Medio Natural de Andalucía, Francisco Javier Madrid Rojo.

Iberlince es el tercer proyecto Life aprobado por la Comisión Europea que apuesta por la conservación del lince ibérico. La Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía es la beneficiaria coordinadora, pero la Dirección General de Medio Ambiente del Gobierno extremeño aporta 1,2 millones de euros.

El presupuesto total del proyecto asciende a 34 millones de euros, de los cuales la Unión Europea financia algo más de 20,9 millones de euros (61,57 %) mientras que el resto de los socios aportan unos 13 millones de euros (38,43%). Este es el presupuesto más elevado que se ha invertido en un proyecto Life.

El objetivo principal es conseguir un número de ejemplares y de poblaciones que permitan proponer a la IUCN pasar al lince ibérico de la categoría de amenaza de “en peligro crítico” a “en peligro“.

Para ello, se persigue incrementar el número de ejemplares al menos a 70 hembras territoriales en Sierra Morena (50 en Andújar-Cardeña, 10 en Guadalmellato y 10 en Guarrizas) y 25 en Doñana-Aljarafe: así como identificar y preparar 5 nuevas áreas de reintroducción en Portugal, Castilla-La Mancha, Extremadura, Murcia y Andalucía, con capacidad suficiente para conseguir poblaciones de lince ibérico autosostenibles.

Tras los resultados obtenidos en el Proyecto ‘Conservación y reintroducción del lince ibérico en Andalucía’ (2006-2011), Portugal, Extremadura, socio participante en el anterior proyecto, Castilla-La Mancha, Murcia, Organismo Autónomo de Parques Nacionales y Consejería de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca junto a Obras Públicas y Transportes de la Junta de Andalucía se han sumado a esta iniciativa para la conservación de esta especie emblemática y su hábitat.

Apuestan por la recuperación del área de distribución histórica del lince y trabajarán durante los próximos cinco años para conseguirlo. A este proyecto se han unido también casi una decena de organizaciones no gubernamentales.

 

ACTUACIONES EN EXTREMADURA

Extremadura participa en el proyecto aportando algo más de 1,2 millones de euros. Con este presupuesto se llevan a cabo actuaciones como mejoras de hábitat en áreas de reintroducción, desfragmentación de hábitat en vías asfaltadas, obtención de valores sanitarios de fauna asociada al lince en áreas de reintroducción de Extremadura, y compensación de pérdidas en animales de granja y sus instalaciones, entre otras muchas.

Actualmente se están empezando a planificar las acciones divulgativas en eventos y celebraciones de carácter cinético; también en el ámbito educativo, turístico y de ocio; y exposiciones itinerantes en Monfragüe y toda la zona sur de Badajoz.

Asimismo, se está divulgando el proyecto en la web extremambiente.gobex.es, y se están elaborando puntos de información que se ubicarán inicialmente en el Parque Nacional de Monfragüe y el arco sur de la provincia de Badajoz.

IBERLINCE_slvp

23.01.2013

La publicación, que incluye un especial sobre turismo histórico en el que se descubre la imagen de Vasco Núñez de Balboa y se muestra la ruta de los Reyes Católicos en Extremadura, estará presente en la feria de turismo Fitur 2013.

La revista ‘Vivir Extremadura’, dedicada a la información general sobre la región, pondrá a la venta a principios de febrero su número 40 que incluye una entrevista al cómico y actor Pepe Viyuela, que tiene en la comarca de La Vera su rincón de desconexión y trabaja habitualmente en la región y que, en esta ocasión, ocupa la imagen de portada.

Además, la publicación, que incluye un especial sobre turismo histórico en el que se descubre la imagen de Vasco Núñez de Balboa y se muestra la ruta de los Reyes Católicos en Extremadura, estará presente en la feria de turismo Fitur 2013.

Igualmente, en este número las páginas de ‘Vivir Extremadura’ invitan a leer una amplia entrevista con el consejero de Turismo, Víctor del Moral, o un reportaje sobre el centro de cría en cautividad del lince ibérico de Zarza de Granadilla; a admirar la belleza y la delicadeza de los odonatos (libélulas o caballitos del diablo); así como conocer el flamenco más autóctono de la región, entre otras cosas.

‘Vivir Extremadura’, según recuerdan los responsables de la publicación en nota de prensa, “lleva nueve años siendo un referente en información de calidad sobre la región, apostando por la cultura, el turismo, la gastronomía siendo un escaparate de Extremadura hacia el exterior, a través de cuidados textos y espectaculares fotografías”.

A su vez, la revista cuenta con una importante presencia en Internet, a través de la página www.vivirextremadura.es, que se actualiza de manera diaria, y en las redes sociales en las que cuenta con más de 11.000 seguidores entre Facebook y Twitter.