Tag Archive: Doñana


  • La población de esta especie se triplica en una década. La UE premia al proyecto andaluz, que ahora llega a otras comunidades y a Portugal

13 julio 2013

El lince ibérico (Lynx pardinus) sale del largo túnel en el que se encontraba hasta hace apenas una década y que hizo temer incluso por su extinción. La población de esta especie amenazada se ha triplicado desde que en 2002 se puso en marcha el primer programa de conservación del lince en Andalucía. Un programa que ha sido nuevamente reconocido por la Unión Europea y que ahora, en su tercera edición, se va a extender a las comunidades de Extremadura, Castilla-La Mancha y Murcia, además de a Portugal.

Pero hasta la liberación de Jazz y Janinha, los dos últimos cachorros de lince soltados el mes pasado en el entorno de Guarrizas, en Vilches (Jaén), el camino no ha sido fácil. “El diagnóstico que nos encontramos al principio era dramático; no solo había muy pocos linces en Sierra Morena y en Doñana, sino que tampoco había conejos, con lo cual la posibilidad de extinción era algo real”, sostiene Miguel Ángel Simón,director del Programa de Recuperación del Lince Ibérico en Andalucía. Está claro, por tanto, que el objetivo del primer proyecto Life del Lince no era otro que evitar la extinción de este felino.

Incluso la creación, dos años después, del programa de cría en cautividad del lince (con cuatro centros que funcionan en red) fue el reconocimiento tácito de las dudas que había para la supervivencia de esta especie. “Con ese programa queríamos tener un paracaídas por si se extinguía el lince”, admite Simón, que antes de coordinar el proyecto andaluz fue pionero en la conservación del lince en la Sierra de Andújar. “Me dieron cinco millones de las antiguas pesetas y con eso pude hacer varios cercados para la repoblación y comprar una cámara para el trampeo fotográfico”, recuerda este biólogo jiennense.

 

El proyecto cuenta con un presupuesto de 26 millones de euros, cofinanciado por la Unión Europea (40%) y la Junta de Andalucía (60%)

El primer censo realizado dentro del programa de conservación constató la existencia de 53 ejemplares en Sierra Morena (entre los parques naturales de Cardeña y Andújar) y otros 41 en Doñana y en su periferia. Hoy, más de una década después, la población de linces en Andalucía es de 312 ejemplares. No sólo se ha duplicado en los dos núcleos tradicionales, sino que el censo ha crecido gracias a la reintroducción llevada a cabo en nuevos territorios linceros, como Guadalmellato (Córdoba) y Guarrizas (Jaén). Son zonas seleccionadas por la calidad de su hábitat, pero sobre todo por las altas densidades de conejos, principal sustento alimenticio del lince.

“El incremento de las poblaciones ha sido posible gracias a los convenios de colaboración con propietarios de fincas y sociedades de cazadores”, destacó el consejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Luis Planas, cuando recogió en Bruselas el premio al segundo proyecto Life del Lince en Andalucía 2006-2011, considerado como la mejor iniciativa de conservación que se ha ejecutado en Europa con cargo a los presupuestos comunitarios. De los nueve millones de euros del primer proyecto se pasó a los 26 millones del segundo, cofinanciado al 40% con fondos europeos y el 60% restante por la Junta de Andalucía y otros socios colaboradores. Un trabajo en el que se han implicado asociaciones de cazadores (FAC, Ateca, Aproca) y organizaciones no gubernamentales (EEA-Andalucía, Fundación CBD, Secem y WWF / Adena) además de los 150 convenios suscritos con propietarios de fincas.

En el segundo proyecto Life se incidió en reforzar las poblaciones en el entorno de Doñana. La baja variabilidad genética del lince en esta zona se intentó compensar con la liberación de linces procedentes de Sierra Morena. Ya se han realizado cuatro sueltas, pero ninguno dejó tanta huella como Caribú, un macho que causó furor entre las hembras del entorno de Aracena. Tanto es así que el 61% de los cachorros nacidos el año pasado en Doñana son descendientes de ejemplares procedentes de Sierra Morena.

Caribú llegó también hasta Portugal, y quizá eso sirvió de germen para que el país vecino pidiera su inclusión en el nuevo Life que ahora empieza su andadura bajo el nombre de Iberlince, dotado con 34 millones de euros. Este año se va a empezar a definir las áreas de reintroducción del lince ibérico en Portugal, Extremadura y Castilla-La Mancha, para recuperar las poblaciones de esta especie en la Península Ibérica. “En mayo de 2014 estaremos en condiciones de hacer las primeras reintroducciones en estos territorios”, apunta Miguel Ángel Simón.

Los expertos creen viable la expansión del lince a estos territorios, aunque antes habrá que sortear no pocos obstáculos. El primero, y más preocupante, es el de las menguadas poblaciones de conejos, la principal presa del lince. La aparición, primero, de la mixomatosis y, más tarde, de dos importantes brotes de la enfermedad hemorrágica vírica ha encendido las alarmas entre los conservacionistas. El límite para garantizar la supervivencia es de un conejo y medio por hectárea, una cifra que en Andújar y en Doñana se salva por los pelos.

Otras amenazas a las que se enfrenta este felino son los atropellos en carreteras y el furtivismo, que destacan entre las 107 muertes de linces registradas entre 2002 y 2012. Con todo, el balance del programa es alentador. “Ahora la situación es esperanzadora, pero sin caer en el triunfalismo”, resume Simón.

 

El respaldo social, principal reto para la recuperación

El lince ibérico empieza a ser también un atractivo para los amantes del turismo de naturaleza. Ya se han constatado una decena de empresas —algunas de ellas extranjeras— que se dedican a organizar visitas guiadas a territorios linceros de Sierra Morena y Doñana. Sin embargo, todavía parece que los programas de recuperación no han calado del todo entre la población. “Los ciudadanos de la sierra de Andújar todavía no ven al lince como algo suyo”, indica Alberto Puig, biólogo y jefe del área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Andújar.

Puig cree que la balanza entre la conservación y el desarrollo en el tema del lince está claramente desnivelada hacia la primera. “No hay una apuesta decidida institucional para que la rentabilidad social de este programa llegue a los ciudadanos”, sostiene Puig. A su juicio, el parque de la Sierra de Andújar podría ser equiparable al de Serengueti, en Tanzania, por su alta biodiversidad. Pero lamenta que aquí se pongan restricciones a actividades como la caza fotográfica o al senderismo.

La Junta, en cambio, sí cree que el programa de recuperación del lince ibérico trasciende a la población. Como ejemplo, destaca los 31 empleos y los 30.000 jornales generados en las zonas linceras de Huelva, Córdoba y Jaén, o los trabajos forestales para la mejora de hábitats de los que se han beneficiado 486 pymes andaluzas.

foton

Un lince ibérico en Villafranca de Córdoba./ Rafael Alcaide (EFE)

 

16 junio 2013

Ecologistas en Acción asegura que “parece mentira todo el dinero, tanto público como europeo, que se ha invertido en la conservación del lince ibérico en Doñana, puesto que los números de atropello de esta especie protegida siguen siendo negativos”. Desde la organización apuntan como motivo de este problema “el mal estado de la carretera o la falta de adecuación de la misma al entorno”.

La portavoz de Ecologistas en Acción en Andalucía, Lola Yllescas, considera que los dos últimos atropellos de ejemplares de lince ibérico que han tenido lugar este mes son unos “sucesos lamentables”, ya que asegura que “llevan año tras año sin remedio para los índices de mortandad de esta especie”.

Vía: Wildwatchingspain

6cf3bcb8e6d5f0b5eaf2a4faab616357

La junta registra 309 ejemplares en 2012, tres menos que los censados el año anterior.

La población silvestre de lince ibérico disminuyó el año pasado, ejercicio en el que la Junta de Andalucía contabilizó 309 ejemplares vivos, tres menos que los censados en 2011. Eso supone el primer descenso desde 2007 del número de estos felinos en peligro de extinción que viven en libertad, según los datos presentados esta misma semana por el secretario general de Medio Ambiente y Agua de la Junta de Andalucía, Sergio Moreno.

Una de las causas que explicaría este declive de la población silvestre de lince ibérico en 2012 sería la elevada mortalidad registrada el año pasado, ejercicio en el que se notificó la muerte de 21 linces, 16 en Sierra Morena y los cinco restantes en Doñana.

Estas 21 bajas contabilizadas en 2012 casi duplicaron los trece linces muertos en 2011 y supusieron la cifra de mortalidad más elevada, al menos, desde 2002, según las estadísticas oficiales.

El descenso del número de linces ibéricos silvestres en 2012 se palió con el aumento de ejemplares nacidos en cautividad el pasado año, ejercicio en el que sobrevivieron 44 cachorros, casi el doble que en la temporada de 2011.

Tras el nacimiento, en 2005, de los primeros linces en cautividad son casi doscientos los ejemplares que sobreviven desde entonces en los cuatro centros de cría de este felino: El Acebuche (Doñana), La Olivilla (Sierra Morena), Silves (Portugal) y Zarza de Granadilla (Extremadura).

Una veintena de estos linces nacidos en cautividad ya han sido reintroducidos al medio natural con el objetivo de consolidar las dos reintroducciones emprendidas desde 2009 en la zona del Guadalmellato (Córdoba) y en la del Guarrizas (Jaén).

De los 309 linces que vivían en libertad el año pasado, 78 eran cachorros, 16 menos que los 94 contabilizados en 2011. Las hembras en edad reproductiva censadas en 2012 fueron 85, once más que en 2011, según los datos facilitados por la Junta de Andalucía.

Los censos oficiales de linces ibéricos que viven en libertad -cuya fiabilidad ha sido objeto de críticas por parte de algunos científicos, entre otros Miguel Delibes- se realizan mediante fototrampeo (cámaras situadas puntos diversos que realizan fotos autónomamente durante semanas) y, según sus encargados, aportan un número final de felinos que suele ser normalmente inferior a la población real existente, pues se estima que entre el 3% y el 5% de los ejemplares existentes no son controlados mediante este sistema.

 

LinceIberico

Nueve nuevos cachorros han nacido este año en el Centro de Cría de El Acebuche en Doñana. En esta noticia se resume lo acontecido en los diferentes partos de esta temporada 2013 en este centro.

Hembra: AURA

Fecha de parto: 19/03/2013

Nº de cachorros: 3

El pasado día 19 sobre las nueve de la mañana, la hembra Aura dio a luz a tres cachorros en uno de los refugios que se le habían habilitado en su instalación del Centro de cría de El Acebuche en Doñana. Ésta es la sexta camada que Aura proporciona al Programa de Conservación Ex-situ, siendo la hembra más longeva que ha dado a luz en el mismo. En estos seis años, Aura ha mostrado no tener mucha predilección por el uso de parideras para dar a luz, seleccionando normalmente una zona de encame en la zona exterior de su instalación. Este año, conociendo su apetencia, se le habían habilitado dos refugios en esta zona expuesta, para ofrecerle protección frente a la lluvia y el sol. Afortunadamente, Aura se encamó en uno de ellos y allí parió a sus tres cachorros.

Pocos días después del parto la hembra comenzó a abandonar durante largos periodos el lugar donde mantenía sus cachorros, mostrando un estado de apatía y debilidad, acompañado de continuas contracciones abdominales, que hicieron sospechar a los veterinarios del centro de una posible retención placentaria o fetal. Gracias a la pericia de los cuidadores y de los veterinarios se pudo tomar una radiografía al ejemplar sin necesidad de tener que anestesiarlo, evitando así el alto riesgo de un posible abandono de la camada o afección a los cachorros lactantes por el uso de anestésicos. La radiografía permitió diagnosticar un cuadro grave de estreñimiento con producción de gases, distensión intestinal y dolor cólico severo. Una vez administrado el tratamiento adecuado,Aura ha comenzado a mostrar una actitud más relajada y no ha vuelto a desatender a sus cachorros.

HembraALIAGA
Fecha parto: 19/03/2013 (parto prematuro)
Nº cachorros: 2
En la mañana del día 19 de marzo la hembra Aliaga sufrió un aborto a los 59 días de gestación. A las pocas horas de que se produjera el parto de la hembra Aura, los técnicos del centro de cría de El Acebuche apreciaron por cámaras como Aliaga rompía aguas y comenzaba con un ritmo de contracciones elevado. Tras unos minutos, Aliaga paría, en el interior de su cajón, un feto poco formado, no acorde en desarrollo con la fase final de gestación en la que se encontraba. Tras este episodio, la hembra mostró de nuevo una actitud normal, explorando su campeo, cazando, descansando, dando signos de haber interrumpido el parto. En la gata doméstica está descrita la posibilidad de que el nacimiento de varios cachorros, de una misma camada, pueda distanciarse varios días, pero se desconoce si esto sucede de la misma forma en el lince ibérico. Por ello, existía la duda en el centro de que Aliaga pudiese haber interrumpido el parto hasta que se cumpliese la fecha normal de gestación (63-66 días). Finalmente Aliaga, esa misma noche en torno a las 22:00 horas, comenzó de nuevo con contracciones y parió un segundo cachorro sin vida, que sí mostraba un desarrollo compatible con la fecha de gestación. Tras este suceso, Aliaga volvió a reanudar su actividad normal, no mostrando más signos de gestación.
La mala fortuna de este episodio ha impedido que el padre de esta camada, el machoDurillo, proporcionara su primera camada al Programa de cría, pero confirma la capacidad reproductora del mismo pese a la amputación de su extremidad posterior derecha que fue preciso practicarle antes de su ingreso en el Programa (ver noticia)
HembraBOJ
Fecha de parto: 20/03/2013
Nº cachorros: 3
Entre las 19:30 horas y las 20:30 horas del día 20 de marzo, la hembra Boj parió tres cachorros en el interior de una de las parideras disponibles en su recinto. La normalidad ha sido la nota predominante este año en Boj. Desde el primer minuto atendió a sus cachorros y todos evolucionan aparentemente bien, como puede observarse en las imágenes que se retransmiten en directo desde el Centro de cría de El Acebuche. Ésta es la quinta camada que esta hembra fundadora, originaria de la población de linces de Doñana, proporciona al Programa de Conservación Ex-situ.
HembraFAUNA
Fecha de parto: 31/03/2013
Nº cachorros: 3
A las 23:30 horas del domingo 31 de marzo, Fauna dio a luz, tras 65 días de gestación, a tres cachorros en el Centro de Cría de el Acebuche. Ésta es la primera camada de esta hembra temerosa y esquiva quien ha sorprendido al personal de El Acebuche por el instinto maternal que está mostrando.
El abandono de cachorros es bastante común en hembras primerizas de lince ibérico en el Programa Ex-situ. Generalmente se suelen mostrar bastante asustadas y nerviosas en el momento que nacen los cachorros y comienzan a maullar reclamando atención. En la noche del domingo, Fauna, tras el nacimiento del primero de sus cachorros, mostró en primera instancia este nerviosismo con los primeros gritos del cachorro. El cansancio y las contracciones que acompañaban al parto del segundo hicieron que se mantuviera en el interior de la paridera, permitiendo de este modo al cachorro recién nacido alcanzar el regazo y alimentarse de su madre. Con el paso del tiempo Fauna ha ido desarrollando un comportamiento maternal más adecuado y por el momento se mantiene en el interior de su paridera, haciéndose cargo de sus tres cachorros.
Con el parto de Fauna finaliza la temporada de partos del Centro de cría de El Acebuche puesto que la quinta hembra que copuló esta temporada de cría, Gitanilla, ha resultado negativa en el test de gestación que se le ha practicado.
12.02.2013
  • Siete fallecieron por atropello y otros seis por furtivismo

El año pasado se localizaron en Andalucía 21 ejemplares de lince ibérico muertos, siete de ellos por atropello y otros seis por furtivismo, según han informado este martes fuentes del programa LIFE para la conservación de este felino.

Otros tres linces fallecidos lo fueron por peleas con otros animales, dos más a causa de enfermedad (leucemia felina) y en los tres casos restantes no fue posible identificar la causa de la muerte.

De los 21 linces muertos identificados el año pasado, 16 fueron localizados en Sierra Morena y los cinco restantes en Doñana.

Tres de los siete linces atropellados mortalmente fueron encontrados en la comarca cordobesa de Guadalmellato, donde la Junta de Andalucía impulsa la primera reintroducción de esta especie en España.

El proyecto LIFE para la conservación de este felino ha informado de que, ante esta situación, técnicos de este programa junto con un representante de la Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía “están estudiando los distintos puntos de atropellos y valorando qué medidaspueden implementarse para hacer más seguro el tránsito de los linces en esta zona”.

Otros dos linces mortalmente atropellados cuyos cadáveres se localizaron en 2012 pertenecían a la población de Andújar-Cardeña, en Sierra Morena, y los dos restantes, a la de Doñana.

Con todo, el programa LIFE sostiene que “los atropellos, pese a ser la causa de muerte encontrada más frecuentemente durante 2012, no ha sido la principal causa de mortalidad de lince ibérico”.

La mayoría de los seis linces fallecidos por furtivismo el año pasado lo fueron por capturas ilegales mediante cepos o lazos y los dos ejemplares fallecidos por enfermedad, “resultaron ser positivos por diagnóstico molecular al virus de la leucemia felina”.

Ejemplar de lince ibérico en Doñana. | CSIC