Tag Archive: Andalucía


16 junio 2013

Ecologistas en Acción asegura que “parece mentira todo el dinero, tanto público como europeo, que se ha invertido en la conservación del lince ibérico en Doñana, puesto que los números de atropello de esta especie protegida siguen siendo negativos”. Desde la organización apuntan como motivo de este problema “el mal estado de la carretera o la falta de adecuación de la misma al entorno”.

La portavoz de Ecologistas en Acción en Andalucía, Lola Yllescas, considera que los dos últimos atropellos de ejemplares de lince ibérico que han tenido lugar este mes son unos “sucesos lamentables”, ya que asegura que “llevan año tras año sin remedio para los índices de mortandad de esta especie”.

Vía: Wildwatchingspain

6cf3bcb8e6d5f0b5eaf2a4faab616357

11 junio 2013

Dentro del proyecto LIFE IBERLINCE ‘Conservación y reintroducción del lince ibérico (Lynx pardinus) en Andalucía’

La mayoría de los estudios sobre la depredación de ganado en España se han centrado en los lobos y se ha prestado escasa atención a otro tipo de conflictos en las especies más pequeñas. 

Dentro del proyecto LIFE IBERLINCE ‘Conservación y reintroducción del lince ibérico (Lynx pardinus) en Andalucía’, un equipo de científicos ha hecho un seguimiento durante seis años de los hábitos de caza de los linces en lugares con población próxima. En los ocho años que lleva esta iniciativa, se ha triplicado el número de linces en España.

“Hemos contabilizado un total de 40 ataques a animales de granja que implican 716 muertes en el área de Andújar-Cardeña, uno de los dos núcleos –junto con Doñana– en el que se localizan ejemplares de esta especie en peligro de extinción”, declara a SINC German Garrote, coautor del estudio e investigador de dicho proyecto.

Aunque la mayoría de estos ataques (78%) se produjeron contra aves de corral, la depredación de ovejas causó mayores pérdidas económicas.

“Muy posiblemente cuando el lince se distribuía por toda la península estos ataques eran comunes, pero como ahora tienen una distribución muy restringida y, hasta hace pocos años, escaso contacto con animales domésticos, no se daba este conflicto. Ahora que se vuelve a expandir está llegando a lugares más habitados”, señala el experto.

Compensaciones a los granjeros

En paralelo al programa de conservación, el grupo creó un  sistema de compensación para mitigar las consecuencias del conflicto entre humanos y linces en esta zona. “Son pagos por daños a los ganaderos en lugares donde se han dado los ataques”, apunta Garrote.

A nivel económico estos daños son poco significativos en comparación con el dinero invertido en su conservación. Sin embargo, el equipo ha comenzado ya a hacer vallados eléctricos para evitar los ataques a ovejas, con un resultado óptimo.

“Lo que pretendíamos con este estudio era ver cuál es el conflicto, demostrar que los ataques suceden y ver cómo solucionarlos, para adelantarnos a problemas que puedan surgir en el futuro con esta especie que coloniza áreas más desarrolladas, como ocurre con el lobo, cuyo conflicto está mucho más generalizado”, concluye el investigador.

Referencia bibliográfica:
 
 Germán Garrote, Guillermo López, José M. Gil-Sánchez, Eva Rojas, Manuel Ruiz, José F. Bueno, Santiago de Lillo, Javier Rodriguez-Siles, José M. Martín, Joaquín Pérez, Maribel García-Tardío, Gerardo Valenzuela,  Miguel A. Simón “Human–felid conflict as a further handicap to the conservation of the critically endangered Iberian lynx.

t80ww3

10 junio 2013
  • En 6 años 716 ejemplares murieron en Andalucía en 40 ataques de linces.

  • El 78% eran gallinas aunque las mayores pérdidas fueron por muertes de corderos.

  • Los pastores eléctricos están resultando eficaces para frenar los ataques.

El exitoso programa de recuperación del lince ibérico (‘Lynx pardinus’) está devolviendo a los campos españoles esta emblemática especie que hasta hace poco se encontraba al borde de la extinción. En apenas una década el Proyecto Life Iberlince ha logrado triplicar el número de ejemplares en España. Si en 2002 quedaban menos de un centenar, en la actualidad hay alrededor de 300 linces en Andalucía y se prevé que en los próximos años se creen nuevas poblaciones en Extremadura, Castilla-La Mancha y Portugal.

Pero la puesta en libertad de los ejemplares criados en cautividad está causando también un efecto indeseado: un aumento de los ataques de linces a animales de granja. Tras realizar un seguimiento de los hábitos de caza de estos felinos durante seis años, un equipo de investigadores del Proyecto Life Iberlince ha contabilizado 40 ataques a animales de granja, que han causado la muerte de un total de 716 ejemplares.

Según detallan en este estudio, publicado recientemente en la revista ‘European Journal of Wildlife Research’, el 78% de los animales muertos eran aves de corral. No obstante, las mayores pérdidas económicas fueron debidas a los ataques a corderos por la mayor cuantía de las indemnizaciones del programa de compensación: “Los linces sólo suelen atacar a corderos menores de 15 días, y por cada muerte al ganadero se le indemniza con el precio de mercado, que ronda los 60 euros, mientras que por cada gallina se pagan unos cinco o seis euros”, explica Germán Garrote, biólogo del Proyecto Life Iberlince y de la Agencia de Medio Ambiente y Agua de la Junta de Andalucía y coautor de este estudio.

 

Convivencia con el hombre

La investigación, realizada entre 2006 y 2012, se ha llevado a cabo en el área de Andújar-Cardeña, uno de los dos núcleos en los que hay linces ibéricos junto con Doñana.

Germán Garrote señala que el objetivo es adelantarse a los problemas de convivencia para buscar soluciones y evitar conflictos como los que se dan con el lobo ibérico: “Además del programa de compensaciones a ganaderos y granjeros, otra parte del proyecto de recuperación del lince consiste en prevenir los conflictos entre esta especie y los humanos”, explica Garrote a ELMUNDO.es en conversación telefónica.

El biólogo subraya que no hay motivos para la alarma: “El programa de reintroducción del lince está siendo un éxito y, poco a poco, este animal que hasta ahora sólo se encontraba en zonas muy recónditas del Parque de Doñana o Andújar empieza a colonizar zonas urbanizadas, en las que hay hay casas y pequeñas granjas o rebaños de ovejas. Se trata de prevenir y aportar soluciones desde ya”.

130610_lince__editada_medium

 

Pastores eléctricos

Entre las medidas de prevención implantadas con éxito destacan los denominados pastores eléctricos, es decir, recintos con vallas electrificadas de un metro y medio de altura. “El 90% de los lugares donde ha habido ataques eran gallineros sin protección. Los hemos cubierto y en el 90% de ellos no ha vuelto a registrarse ningún ataque”, asegura.

El conejo silvestre es la base fundamental en la dieta del lince ibérico, que caza solo y suele lanzarse contra su persa tras aguardarla: “Los ataques a animales domésticos son más bien anecdóticos aunque cuando suceden provocan pérdidas. Por ejemplo, a un granjero hubo que indemnizarle con más de 1.000 euros tras sufrir un ataque de lince, por lo que sí compensa instalar los pastores eléctricos, que tienen un coste de unos 700 euros y son una inversión a largo plazo”, añade Garrote.

El tipo de rebaño condiciona, lógicamente, su vulnerabilidad ante el lince. “Los intensivos están guardados prácticamente todo el día. Cuando salen van acompañados por perros y por el pastor, por lo que los ataques son anecdóticos, de vez en cuando matan a algún cordero pero no merece la pena hacer la inversión”, señala el biólogo. “Pero hay un par de rebaños grandes, de 1.000 y 500 ovejas respectivamente, que por el día están en libertad y por la noche no siempre se encierran. En estos casos el vallado eléctrico protege a los animales de forma eficaz”.

El biólogo asegura que no hay temor entre los ganaderos y granjeros de la zona. Es más, destaca la colaboración con ellos: “No están preocupados porque ven que nos estamos adelantando al problema. Y cuando se han producido ataques las indemnizaciones son casi inmediatas, no pasa un mes desde el ataque sin que las hayan cobrado”, señala.

¿Se distingue fácilmente el ataque de un lince del de otros predadores, como los zorros? “En los gallineros es más complicado si no hay huellas, pero cuando se trata de un ataque a un animal grande, como el cordero, se distingue rápidamente si ha sido un lince o un zorro por su forma de morder. Otros depredadores sin embargo, como el puma y el jaguar, tienen una forma de atacar parecida y en Sudamérica a veces tienen problemas para diferenciarlos”, explica el biólogo.

Además, los linces suelen volver al día siguiente para seguir con el banquete, ya sea para devorar otra gallina de las que mató el día anterior o para seguir comiéndose el cordero que suele semienterrar cuando está saciado para que le sirva de alimento durante más tiempo: “En cuanto se produce un ataque nos llaman y colocamos cámaras trampa que nos permiten confirmar si ha sido un lince”, añade.

Las épocas más conflictivas con los corderos coinciden con los partos de las ovejas, en diciembre-enero y abril-mayo: “Tras la instalación de los pastores eléctricos en dos rebaños no se han producido ataques en abril-mayo”, afirma esperanzado.

M2E72L219-218R363B329

 

6 junio 2013

La Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente ha liberado en Adamuz (Córdoba), coincidiendo con el Día Mundial de Medio Ambiente, tres ejemplares de lince ibérico procedentes de Silves (Portugal), con el objetivo de reforzar la población de este felino en la comarca cordobesa de Guadalmellato, antiguo territorio de asentamiento de la especie

Con esta suelta se refuerza la incipiente población de esta especie en la zona, que cuenta ya con 22 ejemplares.

Los felinos, de un año de edad, proceden del Centro de Cría en Cautividad de Silves (Portugal)

Con esta iniciativa, desarrollada en el marco del proyecto europeo Life Iberlince para la ‘Recuperación de la distribución histórica del lince ibérico’, se refuerza la colaboración con las poblaciones locales, propietarios de fincas y sociedad de cazadores, a la hora de acoger a estos ejemplares. A la suelta, realizada en las proximidades de Adamuz y en la que han participado alrededor de 180 escolares, han asistido el director general de Gestión del Medio Natural, Javier Madrid, el delegado territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Francisco Zurera, y el alcalde de Adamuz, Manuel Leyva, entre otras autoridades.

Esta actuación es posible gracias a la buena marcha del programa de cría en cautividad y a la positiva evolución que mantienen las poblaciones de lince en el medio natural de nuestra región. Según el director general, iniciativas como ésta demuestran el “compromiso de la Junta de Andalucía en la conservación del lince ibérico, una labor que ha sido reconocida de nuevo por la Unión Europea”.

Así, Javier Madrid ha destacado que la UE ha distinguido recientemente al proyecto Life Naturaleza para la Conservación y Reintroducción del Lince Ibérico en Andalucía como la mejor iniciativa de conservación que se ha ejecutado en Europa con cargo a los presupuestos comunitarios. Entre los principales logros de este Life sobresalen la firma de convenios de colaboración con propietarios de fincas y sociedades de cazadores y la reintroducción por primera vez de ejemplares de lince en las zonas de Guarrizas (Jaén) y Guadalmellato (Córdoba) que han permitido reforzar e incrementar las poblaciones de esta especie en peligro de extinción.

En esta ocasión, los ejemplares, un macho y dos hembras procedentes del Centro de Cría de Silves (Portugal), portarán como todos los linces liberados, un collar emisor para su permanente localización.

Gracias a estos programas las poblaciones de lince se han incrementado, pasando de 98 ejemplares en 2002 a más de 300 en la actualidad. Igualmente, la superficie total con presencia de la especie ha crecido hasta situarse en torno a los 1.000 kilómetros cuadrados, aproximadamente.

El éxito de estos programas ha propiciado la aprobación por parte de la Comisión Europea de un tercer Life para dar continuidad al trabajo realizado en los últimos años desde Andalucía y respaldar así la recuperación del lince ibérico, considerado la especie de felino más amenazado del mundo. Este proyecto, denominado Iberlince’, tiene como objetivo incrementar el numero de sus poblaciones mediante la reintroducción en Portugal, Extremadura, Castilla-La Mancha, Murcia y Andalucía, disminuyendo así el grado de amenaza de la especie y proponiendo su reclasificación a la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), a una categoría de menor amenaza según los criterios internacionales. En este LIFE participan un total de 19 socios, entre administraciones, empresas, asociaciones y organizaciones no gubernamentales.

8899520701_34df21cb58_n

6 junio 2013

Entre los principales logros de este proyecto, el consejero ha destacado la firma de convenios de colaboración con propietarios de fincas y sociedades de cazadores, la reintroducción por primera vez de ejemplares de lince en las zonas de Guarrizas

El consejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Luis Planas, ha recogido en Bruselas la distinción concedida por la Unión Europea (UE) al proyecto Life Naturaleza para la Conservación y Reintroducción del Lince Ibérico en Andalucía, considerado como la mejor iniciativa de conservación que se ha ejecutado en Europa con cargo a los presupuestos comunitarios. Con este galardón, el segundo que se concede a un Life andaluz, la UE reconoce la excelencia de este proyecto, así como la transparencia y gestión económica del mismo.

Entre los principales logros de este proyecto, el consejero ha destacado la firma de convenios de colaboración con propietarios de fincas y sociedades de cazadores, la reintroducción por primera vez de ejemplares de lince en las zonas de Guarrizas (Jaén) y Guadalmellato (Córdoba), que han permitido reforzar e incrementar las poblaciones de esta especie en peligro de extinción; así como un aumento del número de ejemplares en Doñana y Sierra Morena, que duplicaron hasta llegar a los 312 animales, según informa la Consejería en una nota.

A juicio de Planas, el Life premiado es también “una nueva prueba de la capacidad de empleo y rentas que tiene un proyecto de estas características”. En este sentido, el titular de la Consejería ha informado que gracias a esta iniciativa se han creado 31 puestos de trabajo fijos y un total de 29.740 jornales en las zonas linceras de Huelva, Córdoba y Jaén.

A ello, hay que sumar la licitación por un importe de 6.816.063 euros de trabajos forestales para la mejora de hábitats (desbroce, podas, etc.), de los que se han beneficiado 486 pymes andaluzas. El lince ibérico tiene un atractivo importante para amantes de la naturaleza como prueba la existencia de empresas de guías de la naturaleza en Doñana y Sierra Morena que ofrecen la posibilidad de ver linces, y de establecimientos hoteleros y de restauración que se benefician de la afluencia de visitantes.

Para Planas, la capacidad generadora de rentas que gozan los sectores económicos vinculados a lo medioambiental es un hecho constatado en Andalucía. Un ejemplo es el caso del Life del lince ibérico, una iniciativa que permite generar empleo verde preservando los recursos naturales.

En este proyecto, impulsado por la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente y desarrollado desde 2006 a 2011, han participado junto con la Junta de Andalucía, asociaciones de cazadores (FAC, Ateca, Aproca) y organizaciones no gubernamentales (EEA-Andalucía, Fundación CBD, Secem y WWF/Adena) y propietarios y sociedades de cazadores, todos ellos son copartícipes de este reconocimiento.

El éxito de estos programas ha propiciado la aprobación por parte de la Comisión Europea de un tercer Life para dar continuidad al trabajo realizado en los últimos años desde Andalucía y respaldar así la recuperación del lince ibérico, considerado la especie de felino más amenazado del mundo.

Este proyecto, denominado ‘Iberlince’, tiene como objetivo incrementar el número de sus poblaciones mediante la reintroducción en Portugal, Extremadura, Castilla-La Mancha, Murcia y Andalucía, disminuyendo así el grado de amenaza de la especie y proponiendo su reclasificación a la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), a una categoría de menor amenaza según los criterios internacionales.

416774_439914639371718_1864084658_o

3 abril 2013

El proyecto Life Naturaleza para la Conservación y Reintroducción del Lince Ibérico en Andalucía ha sido distinguido por la Unión Europea con uno de los galardones otorgados a los ocho mejores proyectos que se han ejecutado en Europa con cargo a los presupuestos comunitarios

Este programa, impulsado por la Consejería de Agricultura, Pesca yMedio Ambiente, se desarrolló desde 2006 a 2011 y se ha premiado entre centenares de iniciativas desarrolladas en otros países, ha informado este departamento en un comunicado.

Con este galardón, el segundo que se concede a un proyecto Life lince andaluz, la UE reconoce la labor que se desarrolla en Andalucía para preservar esta especie en peligro de extinción.

En este proyecto europeo han participado, junto con la Junta de Andalucía, asociaciones de cazadores (FACAteca, Aproca) y organizaciones no gubernamentales (EEA-Andalucía, Fundación CBD, Secem y WWF/Adena) y propietarios y sociedades de cazadores, todos ellos son copartícipe de este reconocimiento.

Gracias a estos programas las poblaciones de lince se han incrementado, pasando de 98 ejemplares en 2002 a más de 300 en la actualidad.

Igualmente, la superficie total con presencia de la especie ha crecido hasta situarse en torno a los 1.000 kilómetros cuadrados, aproximadamente.

El éxito de estos programas propició la aprobación por parte de laComisión Europea de un tercer Life para dar continuidad al trabajo realizado en los últimos años desde Andalucía.

CBD-Habitat_Proyecto_LIFE_Sierra_Morena_Oriental

8 abril 2013

La Unión Europea distingue al proyecto Life Lince como la mejor iniciativa de conservación con cargo a los presupuestos comunitarios

La Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía ha liberado en el municipio cordobés de Villafranca de Córdoba dos ejemplares de lince ibérico, para reforzar las población de esta felino en la comarca cordobesa del Guadalmellato, antiguo territorio de asentamiento de la especie.

Según ha informado la Administración autonómica, a la suelta, realizada en la finca La Ventilla, han asistido el secretario general de Medio Ambiente y Agua, Sergio Moreno, el director general de Gestión del Medio Natural, Javier Madrid, y el alcalde de Villafranca, Francisco Javier López, entre otras autoridades.

Con esta iniciativa, desarrollada en el marco del proyecto europeo Life Iberlince, para la ‘Recuperación de la distribución histórica del lince ibérico’, se pretende lograr la reproducción natural de los ejemplares y favorecer su asentamiento en esta zona.

En este sentido, el secretario general ha destacado que con esta actuación se refuerza la colaboración con las poblaciones locales, propietarios de fincas y sociedad de cazadores, a la hora de acoger a estos ejemplares. De esta manera, Sergio Moreno ha resaltado la cooperación, para la puesta en marcha de esta iniciativa, de los titulares de las fincas privadas de esta zona cordobesa, ejemplo de buena gestión, que cuenta con un hábitat de calidad con densidad óptima de conejos, según los estudios realizados en el marco del anterior proyectos Life Naturaleza para la ‘Conservación del lince ibérico en Andalucía’ para la selección de áreas potenciales de reintroducción.

En esta ocasión, la pareja de linces liberada está compuesta por las hembras, ambas de un año de edad, Jaribú, nacida en el Acebuche (Huelva) e hija de Aura y Felis, y Jaén, procedente del centro de cría de La Olivilla e hija de Córdoba y Espliego. Tanto Aura como Córdoba fueron capturadas hace años en el campo para formar parte del programa de cría en cautividad. Como todos los linces liberados, estos ejemplares portarán un collar con un emisor para su permanente localización.

Durante la suelta, el secretario general ha subrayado que esta actuación es posible gracias a la buena marcha del programa de cría en cautividad que se desarrolla en Andalucía y a la positiva evolución que mantienen las poblaciones de lince en el medio natural de nuestra región. Para Moreno, iniciativas como ésta demuestran “el compromiso de la Junta de Andalucía en la preservación del lince ibérico, una labor reconocida por la Unión Europea que ha permitido reforzar e incrementar las poblaciones de esta especie en peligro de extinción”.

Reconocimiento de la UE

En este sentido, el secretario general ha destacado que la UE ha distinguido recientemente al proyecto Life Naturaleza para la Conservación y Reintroducción del Lince Ibérico en Andalucía como la mejor iniciativa de conservación que se ha ejecutado en Europa con cargo a los presupuestos comunitarios.

Con este galardón, el segundo que se concede a un Life andaluz, la UE reconoce la excelencia este proyecto, así como la trasparencia y gestión económica del mismo. Entre los principales logros de este Life sobresalen la firma de convenios de colaboración con propietarios de fincas y sociedades de cazadores y la reintroducción por primera vez de ejemplares de lince en las zonas de Guarrizas (Jaén) y Guadalmellato (Córdoba) que han permitido reforzar e incrementar las poblaciones de esta especie en peligro de extinción.

Censo de linces

Según el último censo elaborado por los técnicos del programa Life viven en libertad, en una superficie de 1.040 kilómetros cuadrados, un total de 309 ejemplares (78 de ellos cachorros), lo que viene a confirmar que la población lincera andaluza mantiene la tendencia poblacional de los últimos años. En el caso concreto de la comarca de Guadalmellato, donde se inició la reintroducción de esta especie en 2009, la población de linces cuenta con 23 ejemplares, de los cuales seis son cachorros.

Además del número total, las estimaciones realizadas durante 2012 han permitido registrar un incremento en el número de hembras territoriales, de las que dependen en gran medida el potencial reproductor de la especie en libertad. Las hembras asentadas en un territorio y en edad reproductiva han crecido este año hasta las 85, once más que el año previo. Asimismo, durante 2012, se detectaron un total de 21 muertes de lince ibérico en el medio natural (16 en Sierra Morena y cinco en Doñana), de los cuales el 33% fue a causa de atropellos.

Respecto a la superficie de distribución de la especie, ésta ha crecido hasta situarse en 1.040 kilómetros cuadrados, cifra que el año pasado se calculaba en 861 kilómetros cuadrados y en 196 al comienzo del período contabilizado.

IBERLINCE

El proyecto Iberlince, que da continuidad al trabajo realizado en los últimos años desde Andalucía para propiciar la recuperación del lince ibérico, permitirá mejorar las poblaciones de conejos, aumentar el área de presencia de la especie por expansión natural, consolidar las áreas de reintroducción de Guadalmellato y Guarrizas y de conexión entre estas y los núcleos de Andújar y Cardeña.

En este Life participan un total 18 socios, entre administraciones, empresas, asociaciones y organizaciones no gubernamentales. El objetivo común es incrementar la población de este felino los próximos cinco años disminuyendo el grado de amenaza de la especie, proponiendo su reclasificación a la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), a una categoría de menor amenaza según los criterios internacionales.

Andalucia-triplica-poblacion-gracias-Life_EDIIMA20130408_0457_4

El proyecto Life Naturaleza para la Conservación y Reintroducción del Lince Ibérico en Andalucía ha sido distinguido por la Unión Europea (UE) con uno de los galardones otorgados a los ocho mejores proyectos que se han ejecutado en Europa con cargo a los presupuestos comunitarios.

   Este programa, impulsado por la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, se desarrolló desde 2006 a 2011 y se ha premiado entre centenares de iniciativas desarrolladas en otros países, ha precisado la Junta en una nota. Con este galardón, el segundo que se concede a un proyecto Life lince andaluz, la UE reconoce la labor que se desarrolla en Andalucía para preservar esta especie en peligro de extinción.

En este proyecto europeo, liderado y coordinado por la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, han participado, junto con la administración regional, asociaciones de cazadores (FAC, Ateca, Aproca) y organizaciones no gubernamentales (EEA-Andalucía, Fundación CBD, Secem y WWF/Adena) y propietarios y sociedades de cazadores, todos ellos copartícipes de este reconocimiento.

Entre los principales logros de este Life destaca la reintroducción por primera vez de ejemplares de lince en las zonas de Guarrizas (Jaén) y Guadalmellato (Córdoba), que han permitido reforzar e incrementar las poblaciones de esta especie en peligro de extinción. Otras actuaciones destacadas han sido la firma de convenios de colaboración con propietarios de fincas y sociedades de cazadores, para asegurar la buena acogida de los ejemplares liberados, y las campañas de sensibilización social que se que han llevado a cabo para informar sobre la situación real de la especie y para dar a conocer la importancia del lince ibérico en el ecosistema mediterráneo.

Gracias a estas iniciativas las poblaciones de lince se han incrementado, pasando de 98 ejemplares en 2002 a más de 300 en la actualidad. Igualmente, la  superficie total con presencia de la especie ha crecido hasta situarse en torno a los 1.000 kilómetros cuadrados, aproximadamente.

El éxito de estos programas propició la aprobación por parte de la Comisión Europea de un tercer Life para dar continuidad al trabajo realizado en los últimos años desde Andalucía y respaldar así la recuperación del lince ibérico, considerado la especie de felino más amenazado del mundo. Este proyecto, denominado ‘Iberlince’, tiene como objetivo incrementar el numero de sus poblaciones mediante la reintroducción en Portugal, Extremadura, Castilla-La Mancha, Murcia y Andalucía, disminuyendo así el grado de amenaza de la especie y proponiendo su reclasificación a la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) a una categoría de menor amenaza según los criterios internacionales.

salvapantallas seminario

02.04.2013

La Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente ha liberado en el valle del río Guarrizas, en el término municipal de Vilches (Jaén), dos ejemplares de lince ibérico para reforzar la incipiente población de esta especie en la zona, que cuenta ya con 18 ejemplares, localizados en el área de los municipios de Santa Elena, La Carolina y Vilches.

En la suelta, que se desarrolla en el marco del proyecto europeo Life Iberlince para la ‘Recuperación de la distribución histórica del lince ibérico’ y da continuidad a los trabajos de reintroducción iniciados en 2010 en esta zona, ha participado una amplia representación de los diferentes colectivos de Vilches y ha contado con la presencia de la delegada del Gobierno andaluz, Purificación Gálvez, acompañada de la delegada territorial de Agricultura y Medio Ambiente, Irene Sabalete.

“El acto de hoy constituye una muestra de nuestra compromiso por la recuperación de esta especie en peligro de extinción y poder reintroducirla en el medio natural”, ha subrayado Gálvez.

Los ejemplares liberados, ambos de un año de edad, son un macho, procedente del centro de cría en cautividad La Olivilla de Jaén, gestionado por la Junta de Andalucía, y una hembra hija de otra lince aparecida muerta en Doñana por un ataque de perros. Como todos los linces liberados, estos animales portarán un collar con un emisor para su permanente localización.

La zona seleccionada para la suelta, la Dehesa de Yeguas de la zona de Guarrizas, cuenta con un hábitat de calidad con densidad óptima de conejos y con el apoyo y aceptación de la población local, según los estudios realizados en el marco del anterior proyectos Life Naturaleza para la ‘Conservación del lince ibérico en Andalucía’ para la selección de áreas potenciales de reintroducción.

El proyecto Iberlince, que da continuidad al trabajo realizado en los últimos años desde Andalucía para propiciar la recuperación del lince ibérico, permitirá mejorar las poblaciones de conejos, aumentar el área de presencia de la especie por expansión natural, consolidar las áreas de reintroducción de Guadalmellato y Guarrizas y de conexión entre estas y los núcleos de Andújar y Cardeña.

En este LIFE participan un total 18 socios, entre administraciones, empresas, asociaciones y organizaciones no gubernamentales. El objetivo común es incrementar la población de este felino en un 66 por ciento en los próximos cinco años disminuyendo el grado de amenaza de la especie, proponiendo su reclasificación a la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), a una categoría de menor amenaza según los criterios internacionales.

Liberados dos ejemplares de lince ibérico en su área de distribución histórica del entorno del río Guarrizas