Archive for 30/09/2013


18 septiembre 2013

De las siete muertes de animales, tres fueron debidas a atropellos por lo que los técnicos reclaman medidas correctoras.

El último censo oficial de la población silvestre de lince ibérico que sobrevive en Andalucía, referido a 2012, cifra en 305 los ejemplares vivos de esta especie en peligro crítico de extinción, siete menos que en 2011, lo que supone el primer descenso desde 2007.

Este censo, al que ha tenido acceso Efe, elaborado por los responsables del programa LIFE Iberlince, que dirige la Junta de Andalucía, empeora el avanzado el pasado abril, cuando la reducción de la población silvestre de este felino en 2012 se cifró en tres ejemplares.

Esta reducción se ha achacado a la fuerte disminución de cachorros experimentada en el núcleo de Andújar-Cardeña, en Sierra Morena, que según el informe responde a un “fenómeno de oscilación bianual detectado periódicamente en esta población” durante la última década.

En este caso, la reducción del número de cachorros se atribuye a “la aparición de dos importantes brotes de la enfermedad hemorrágica vírica del conejo en 2011 y 2012, lo que ha provocado un fuerte descenso poblacional mantenido en el tiempo durante estos dos años”, así como a “la reducción del uso de los programas de alimentación suplementaria con el objetivo de tender hacia una población autosostenible y a una efectiva comunicación con las áreas de reintroducción”.

Con todo, el censo destaca que la reducción del número de cachorros en el núcleo de Andújar-Cardeña se ha compensado con el nacimiento de ocho ejemplares en la zona de Guarrizas, donde en 2010 se inició una reintroducción de este especie.

El informe alerta del “importante aumento” de la mortalidad de la población silvestre de lince ibérico el año pasado, en el que se localizaron 21 ejemplares muertos frente a los 13 detectados en 2011, un incremento que se achaca principalmente a las siete muertes contabilizadas en el área de reintroducción de Guadalmellato.

De estas siete muertes en Guadalmellato, tres fueron debidas a atropellos, por lo que los técnicos el programa LIFE Iberlince reclaman la adopción de medidas correctoras para evitarlas, otras tres se debieron a furtivismo.

images

 

 

11 septiembre 2013

La organización conservacionista WWF ha valorado ”muy negativamente” el “retraso” de las administraciones públicas a la hora de promover medidas con el fin de disminuir la mortalidad por atropello del lince ibérico, especie en peligro de extinción, después de que en los últimos tiempos se haya producido un repunte en el número de fallecimientos por esta causa, razón por la que ha instado a la Junta de Andalucía a “impulsar” estas iniciativas.

El responsable del Programa de Especies de WWF, Luis Suárez, ha subrayado a Europa Press que desde la reunión mantenida a principios de año entre aquellas entidades que tienen competencias en la infraestructura viaria y ferroviaria de la comunidad –el Ministerio de Fomento, la Consejería de Fomento y Vivienda y el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF)–, en la que se acordó trasladar al entorno de Sierra Morena las experiencias puestas en marcha en la zona de Doñana-Aljarafe, en el marco de los proyectos europeos LIFE, “no hay nada nuevo, por lo menos que sepamos”.

Tras los últimos fallecimientos del verano, en Andújar (Jaén) y Doñana, WWF, que indica que los atropellos han costado la vida de 18 linces en los últimos dos años y diez en lo que va de año, ha reclamado nuevamente al no ver “interés” por parte del Ministerio de Fomento, “el responsable principal de la conservación de la vía”, mientras que por la administración andaluza “hay cierto retraso en la convocatoria de un nuevo grupo para propuestas concretas”.

Para Suárez, debería existir ya un plan de actuaciones para comenzar a trabajar en puntos especialmente problemáticos, como la A-4 a su paso por Andújar –con tres ejemplares atropellados en 2013 en el mismo tramo de la carretera, entre el kilómetro 305 y el 315–.

“Lo que hace falta es voluntad”, ha agregado, desligando la cuestión de estructuras orgánicas tales como la composición de la Consejería competente, que con el nuevo mandato de Susana Díaz ha pasado a denominarse de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, ya que se precisa “el contacto con otras consejerías, independientemente de quién esté a cargo”.

Acciones tales como la limpieza de cunetas y márgenes, “sencillas y baratas pero muy efectivas”, o el mantenimiento y refuerzo de vallados, así como la previsión, son, a juicio del responsable del Programa de Especies de WWF, fundamentales para prevenir estos sucesos.

Tras la reunión del pasado invierno, y toda vez que en el entorno natural de Doñana se puso en marcha una batería de medidas para paliar una problemática similar, experiencia cuyos resultados han sido muy positivos al haber bajado considerablemente esta clase de accidentes, la Junta planteó extrapolar este ‘modus operandi’ a estas zonas de expansión, donde las muertes se producen por estos sucesos “a pesar del esfuerzo tremendo que realizamos en la concienciación con cazadores, propietarios de fincas y, en general, el sector de la sociedad que reside o gestiona en estos lugares”, según indicó a Europa Pres el director general de Gestión del Medio Natural, Javier Madrid.

Entre las medidas más idóneas, se citaron el incremento de la altura del vallado o la instalación de iniciativas disuasorias para que el lince no trepe en zonas próximas a tendido férreo, la instalación de resaltes y señalización de advertencia y concienciación en la carretera o, una de las más importantes, la limpieza de arcenes, ya que el animal “suele ocultarse en matorrales, y la idea es que el conductor pueda ver con tiempo al lince, y éste al coche, y ambos se respeten mutuamente”.

 

linceiberico4