7 junio 2013

La organización WWF; tras conocer la muerte de un macho de lince ibérico por atropello en una carretera de Doñana, considera que desde las administraciones se debe trabajar para eliminar los nuevos puntos negros en vías del entorno del Espacio Natural que han surgido por la dispersión de la especie.

En declaraciones a EFE, el coordinador de la oficina de WWF en Doñana, Juanjo Carmona, ha reconocido que en el marco de los proyectos Life se han adoptado medidas que “han reducido bastante” la mortalidad de linces por atropello, que “hace dos décadas era bastante importante”.

Sin embargo, entiende que aún quedan “muchos puntos negros a los que hay que dar solución”, algo para lo que considera se debe de poner el énfasis en observar las zonas donde se establezcan nuevos ejemplares, ya que dichos puntos “se localizan fundamentalmente en zonas de dispersión”.
Carmona ha indicado que en carreteras, al objeto de prevenir atropellos, “se ha actuado bastante bien en lo que es el corazón del Espacio Natural”, ejemplo de ello son las vías que unen Almonte con Matalascañas o Hinojos con El Rocío, pero “el problema ahora radica en algunas vías secundarias y en caminos rurales en los que es necesario intervenir”.
Asimismo, considera que es necesario trabajar para fijar las poblaciones en los lugares de menos riesgos y “estudiar y analizar cada atropello que se produzca para adoptar medidas complementarias”.
615158_394402820627200_1940611857_o
Anuncios