Andalucía ha triplicado su población de linces ibéricos en la última década gracias al programa de recuperación y conservación Life Lince, que protege en la actualidad a 309 felinos en cuatro áreas de reintroducción distribuidas entre Doñana y Sierra Morena.

El secretario general de Medio Ambiente y Agua de la Junta, Sergio Moreno, asistió el lunes en Villafranca de Córdoba a la suelta de dos ejemplares criados en cautividad e hizo un balance del programa de reintroducción de esta especie en peligro de extinción.

Según el último censo elaborado por los técnicos del programa, viven en libertad, en una superficie de 1.040 kilómetros cuadrados, 309 ejemplares (78 de ellos cachorros), frente a los 94 que había en 2002.

Además del número total, informa SINC, las estimaciones realizadas durante 2012 han registrado un incremento en el número de hembras territoriales, de las que dependen en gran medida el potencial reproductor de la especie en libertad.

Las hembras asentadas en un territorio y en edad reproductiva han crecido este año hasta las 85, 11 más que el año previo. Asimismo, durante 2012 se detectaron 21 muertes de lince ibérico en el medio natural (16 en Sierra Morena y 5 en Doñana), de las cuales el 33 % fue a causa de atropellos.

Anuncios