Archive for 29/04/2013


Con este galardón Europa reconoce la labor que se desarrolla en Andalucía para preservar esta especie en peligro de extinción

El consejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, Luis Planas, ha anunciado este viernes que la Unión Europea (UE) ha distinguido, junto a otro, al proyecto Life Naturaleza para la Conservación y Reintroducción del Lince Ibérico en Andalucía “como el mejor proyecto europeo en materia de defensa y de protección de la biodiversidad”.

   En declaraciones a los periodistas, Planas, quien poco antes había inaugurado en Baena el nuevo Centro de Congresos y Exposiciones de dicho municipio cordobés, ha opinado que “es una excelente noticia que toda la UE reconozca el trabajo” que está realizando la Junta de Andalucía “con fondos europeos”.

Sin embargo, Planas ha querido “compartir” la buena nueva con todos los que han “colaborado” con la Junta en el desarrollo de dicho proyecto, ahora galardonado a nivel europeo por su excelencia, sus resultados y su buena gestión.

Así, el consejero se ha referido a “los cazadores, los agricultores propietarios de tierras y las ONG”, pues “todos ellos han realizado un excelente trabajo al respecto”, en cuanto a la apuesta por la biodiversidad que significa este proyecto, teniendo en cuenta que “biodiversidad es vida y es futuro”, según ha subrayado Planas.

El citado proyecto Life Lince ya fue seleccionado previamente por la UE con uno de los galardones otorgados a los ocho mejores proyectos que se han ejecutado en Europa con cargo a los presupuestos comunitarios, mientras que ahora ha sido distinguido como el mejor entre todos, junto con otro.

Este programa, impulsado por la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, se desarrolló desde 2006 a 2011 y se ha premiado entre centenares de iniciativas desarrolladas en otros países. Con este galardón, el segundo que se concede a un proyecto Life lince andaluz, la UE reconoce la labor que se desarrolla en Andalucía para preservar esta especie en peligro de extinción.

En este proyecto europeo, liderado y coordinado por la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, han participado junto la Administración autonómica, asociaciones de cazadores (FAC, Ateca, Aproca) y organizaciones no gubernamentales (EEA-Andalucía, Fundación CBD, Secem y WWF/Adena), además de propietarios y sociedades de cazadores. Todos ellos son coparticipes de este reconocimiento.

Entre los principales logros de este Life destaca la reintroducción por primera vez de ejemplares de lince en las zonas de Guarrizas (Jaén) y Guadalmellato (Córdoba), que han permitido reforzar e incrementar las poblaciones de esta especie en peligro de extinción.

Otras actuaciones destacadas han sido la firma de convenios de colaboración con propietarios de fincas y sociedades de cazadores, para asegurar la buena acogida de los ejemplares liberados, y las campañas de sensibilización social que se que han llevado a cabo para informar sobre la situación real de la especie y para dar a conocer la importancia del lince ibérico en el ecosistema mediterráneo.

MÁS LINCES

Gracias a estos programas las poblaciones de lince se han incrementado, pasando de 98 ejemplares en 2002 a más de 300 en la actualidad. Igualmente, la superficie total con presencia de la especie ha crecido hasta situarse en torno a los 1.000 kilómetros cuadrados, aproximadamente.

El éxito de estos programas propició la aprobación por parte de la Comisión Europea de un tercer Life para dar continuidad al trabajo realizado en los últimos años desde Andalu*cía y respaldar así la recuperación del lince ibérico, considerado la especie de felino más amenazado del mundo.

Este proyecto, denominado ‘Iberlince’, tiene como objetivo incrementar el numero de sus poblaciones mediante la reintroducción en Portugal, Extremadura, Castilla-La Mancha, Murcia y Andalucía, disminuyendo así el grado de amenaza de la especie y proponiendo su reclasificación a la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), a una categoría de menor amenaza según los criterios internacionales.

lince_iberico_peligro_extincion

Anuncios

El proyecto Life Naturaleza para la Conservación y Reintroducción del Lince Ibérico en Andalucía ha sido distinguido por la Unión Europea (UE) con uno de los galardones otorgados a los ocho mejores proyectos que se han ejecutado en Europa con cargo a los presupuestos comunitarios.

   Este programa, impulsado por la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, se desarrolló desde 2006 a 2011 y se ha premiado entre centenares de iniciativas desarrolladas en otros países, ha precisado la Junta en una nota. Con este galardón, el segundo que se concede a un proyecto Life lince andaluz, la UE reconoce la labor que se desarrolla en Andalucía para preservar esta especie en peligro de extinción.

En este proyecto europeo, liderado y coordinado por la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, han participado, junto con la administración regional, asociaciones de cazadores (FAC, Ateca, Aproca) y organizaciones no gubernamentales (EEA-Andalucía, Fundación CBD, Secem y WWF/Adena) y propietarios y sociedades de cazadores, todos ellos copartícipes de este reconocimiento.

Entre los principales logros de este Life destaca la reintroducción por primera vez de ejemplares de lince en las zonas de Guarrizas (Jaén) y Guadalmellato (Córdoba), que han permitido reforzar e incrementar las poblaciones de esta especie en peligro de extinción. Otras actuaciones destacadas han sido la firma de convenios de colaboración con propietarios de fincas y sociedades de cazadores, para asegurar la buena acogida de los ejemplares liberados, y las campañas de sensibilización social que se que han llevado a cabo para informar sobre la situación real de la especie y para dar a conocer la importancia del lince ibérico en el ecosistema mediterráneo.

Gracias a estas iniciativas las poblaciones de lince se han incrementado, pasando de 98 ejemplares en 2002 a más de 300 en la actualidad. Igualmente, la  superficie total con presencia de la especie ha crecido hasta situarse en torno a los 1.000 kilómetros cuadrados, aproximadamente.

El éxito de estos programas propició la aprobación por parte de la Comisión Europea de un tercer Life para dar continuidad al trabajo realizado en los últimos años desde Andalucía y respaldar así la recuperación del lince ibérico, considerado la especie de felino más amenazado del mundo. Este proyecto, denominado ‘Iberlince’, tiene como objetivo incrementar el numero de sus poblaciones mediante la reintroducción en Portugal, Extremadura, Castilla-La Mancha, Murcia y Andalucía, disminuyendo así el grado de amenaza de la especie y proponiendo su reclasificación a la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) a una categoría de menor amenaza según los criterios internacionales.

salvapantallas seminario

La junta registra 309 ejemplares en 2012, tres menos que los censados el año anterior.

La población silvestre de lince ibérico disminuyó el año pasado, ejercicio en el que la Junta de Andalucía contabilizó 309 ejemplares vivos, tres menos que los censados en 2011. Eso supone el primer descenso desde 2007 del número de estos felinos en peligro de extinción que viven en libertad, según los datos presentados esta misma semana por el secretario general de Medio Ambiente y Agua de la Junta de Andalucía, Sergio Moreno.

Una de las causas que explicaría este declive de la población silvestre de lince ibérico en 2012 sería la elevada mortalidad registrada el año pasado, ejercicio en el que se notificó la muerte de 21 linces, 16 en Sierra Morena y los cinco restantes en Doñana.

Estas 21 bajas contabilizadas en 2012 casi duplicaron los trece linces muertos en 2011 y supusieron la cifra de mortalidad más elevada, al menos, desde 2002, según las estadísticas oficiales.

El descenso del número de linces ibéricos silvestres en 2012 se palió con el aumento de ejemplares nacidos en cautividad el pasado año, ejercicio en el que sobrevivieron 44 cachorros, casi el doble que en la temporada de 2011.

Tras el nacimiento, en 2005, de los primeros linces en cautividad son casi doscientos los ejemplares que sobreviven desde entonces en los cuatro centros de cría de este felino: El Acebuche (Doñana), La Olivilla (Sierra Morena), Silves (Portugal) y Zarza de Granadilla (Extremadura).

Una veintena de estos linces nacidos en cautividad ya han sido reintroducidos al medio natural con el objetivo de consolidar las dos reintroducciones emprendidas desde 2009 en la zona del Guadalmellato (Córdoba) y en la del Guarrizas (Jaén).

De los 309 linces que vivían en libertad el año pasado, 78 eran cachorros, 16 menos que los 94 contabilizados en 2011. Las hembras en edad reproductiva censadas en 2012 fueron 85, once más que en 2011, según los datos facilitados por la Junta de Andalucía.

Los censos oficiales de linces ibéricos que viven en libertad -cuya fiabilidad ha sido objeto de críticas por parte de algunos científicos, entre otros Miguel Delibes- se realizan mediante fototrampeo (cámaras situadas puntos diversos que realizan fotos autónomamente durante semanas) y, según sus encargados, aportan un número final de felinos que suele ser normalmente inferior a la población real existente, pues se estima que entre el 3% y el 5% de los ejemplares existentes no son controlados mediante este sistema.

 

LinceIberico

Andalucía ha triplicado su población de linces ibéricos en la última década gracias al programa de recuperación y conservación Life Lince, que protege en la actualidad a 309 felinos en cuatro áreas de reintroducción distribuidas entre Doñana y Sierra Morena.

El secretario general de Medio Ambiente y Agua de la Junta, Sergio Moreno, asistió el lunes en Villafranca de Córdoba a la suelta de dos ejemplares criados en cautividad e hizo un balance del programa de reintroducción de esta especie en peligro de extinción.

Según el último censo elaborado por los técnicos del programa, viven en libertad, en una superficie de 1.040 kilómetros cuadrados, 309 ejemplares (78 de ellos cachorros), frente a los 94 que había en 2002.

Además del número total, informa SINC, las estimaciones realizadas durante 2012 han registrado un incremento en el número de hembras territoriales, de las que dependen en gran medida el potencial reproductor de la especie en libertad.

Las hembras asentadas en un territorio y en edad reproductiva han crecido este año hasta las 85, 11 más que el año previo. Asimismo, durante 2012 se detectaron 21 muertes de lince ibérico en el medio natural (16 en Sierra Morena y 5 en Doñana), de las cuales el 33 % fue a causa de atropellos.