08.03.2013

2013030819482830449

Uno de los embriones de lince ibérico que se van a conservar en el Banco de Recursos Biológicos del Museo Nacional de Ciencias Naturales.
 
“Azahar” y “Saliega”, dos hembras de lince ibérico del programa de cría en cautividad, harán posible la preservación de su línea genética de esta especie, en grave peligro de extinción, gracias a un proyecto de investigación que ha logrado conservar tres embriones que la asegurarán más allá de su vida fértil.

Los embriones, que se mantendrán en nitrógeno líquido en el Banco de Recursos Biológicos del Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid, podrán implantarse, llegado el caso, en una hembra receptora para dar lugar a animales sanos, han informado a Efe fuentes de la Secretaría de Estado de Medio Ambiente, una de las instituciones colaboradoras del proyecto.

La primera de las hembras intervenida fue “Azahar”, una lince de ocho años del Centro Nacional de Reproducción de Lince Ibérico de Silves (Portugal), a la que por problemas de salud el equipo veterinario que la trataba recomendó no volver a someterla a nuevas gestaciones.

No obstante, se decidió preservar su línea genética, utilizando la vía de la recogida de embriones.

La otra hembra es “Saliega”, del Centro de Cría de El Acebuche, en el Parque Nacional de Doñana, un ejemplar de doce años que sufrió un tumor mamario durante la última etapa reproductora, por lo que los científicos han decidido esterilizarla para evitar futuras complicaciones.

La perpetuación de la línea genética de “Saliega” está garantizada por el Programa de Conservación Exsitu, en tanto que ha proporcionado 16 crías, pero la preservación de su material biológico permitirá que pueda ser utilizado en el futuro para incorporar su acervo genético en el futuro a los programas de conservación de la especie.

Para obtener los embriones, “Azahar” y “Saliega” fueron emparejadas con los machos “Foco” (nacido en 2009) y “Al-Ándalus” (en 2004), respectivamente.

El proceso ha sido realizado por especialistas colaboradores del Leibniz Institute for Zoo and Wildlife Research (IZW) de Berlín, y del Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid (CSIC), que tras la recolección de embriones, participaron también en la esterilización de las dos hembras.

Las dos intervenciones, “pioneras a nivel mundial” para el lince ibérico, transcurrieron sin complicaciones, confirman fuentes de Medio Ambiente.

Actualmente, “Azahar” y “Saliega” se encuentran ya completamente recuperadas en sus centros de cría de Silves y El Acebuche.

Anuncios