28.02.2013

Durante la inauguración de la Convención anual de la ‘Fundación Amigos del Águila Imperial, Lince Ibérico y los Espacios Naturales de carácter privado’, que se ha celebrado en la sede del Ministerio

El Ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete ha subrayado que es preciso continuar y consolidar la creciente recuperación del lince ibérico y del águila imperial mediante una “adecuada custodia del territorio”.

   Durante la inauguración de la Convención anual de la ‘Fundación Amigos del Águila Imperial, Lince Ibérico y los Espacios Naturales de carácter privado’, que se ha celebrado en la sede del Ministerio, el ministro ha subrayado que estas dos especies son “dos casos de éxito en la historia de la conservación de la naturaleza en España”.

Además, ha señalado que el águila imperial está “en franca recuperación”, ya que en 2012 la población reproductora contaba con unas 370 parejas en España y 10 en Portugal, frente a las 50 parejas de mediados del siglo pasado.

El ministro ha indicado también que esta especie ha ampliado “significativamente” su área de distribución, no sólo a Portugal, donde se había extinguido en los últimos años, sino también a provincias como Guadalajara, Albacete, Valladolid o Salamanca.

A ese respecto, ha dicho que aspectos claves de esta recuperación son la protección legal de la especie y la conservación de su hábitat, así como la reducción de la mortalidad por electrocución en líneas eléctricas, una de las principales causas de mortalidad del águila imperial, junto al uso ilegal de venenos.

Arias Cañete también ha resaltado él “sustancial proceso de recuperación” del lince ibérico, aunque ha reconocido que su situación todavía es delicada. Según ha detallado, su población actual estimada es de 325 ejemplares, principalmente en el entorno de Sierra Morena y Doñana, así como en algunos puntos del sur de Castilla-La Mancha.

En este sentido, Arias Cañete ha subrayado el esfuerzo de las administraciones públicas, del programa LIFE de la Unión Europea, grupos conservacionistas y propietarios de fincas privadas para lograr la supervivencia de esta especie, de la que su población estimada asciende a unos 325 ejemplares, principalmente en Sierra Morena, Doñana y en algunos puntos del sur de Castilla-La Mancha.

Por ello, ha añadido que la protección del lince es un objetivo de “atención preferente” para el Ministerio ya ha promovido actuaciones para mejorar su hábitat, así como para la gestión de los centros de cría en cautividad en el programa de reintroducción de la especie y distintos programas de sensibilización.

El ministro se ha referido a la custodia a la custodia del territorio como un conjunto de instrumentos que utilizan organizaciones sociales y ciudadanas para la conservación de la naturaleza, el paisaje y el patrimonio cultural, con el objetivo de preservar especies, hábitats, sistemas fluviales, forestales o agrarios.

Finalmente, Arias Cañete ha elogiado la “inestimable colaboración de la Fundación Amigos, tanto favoreciendo las mejores relaciones entre la Administración y la propiedad privada, como con la actuación sostenible de sus más de 130 miembros”. “Su actuación supone una garantía de éxito tanto en la supervivencia del águila imperial y el lince ibérico como en la expansión de sus territorios”, ha concluido.

 

fotonoticia_20130228190105_500

 

 

o como en la expansión de sus territorios”, ha concluido.

Anuncios