Archive for 10/03/2013


10.03.2013

Un paso más para que el lince ibérico no desaparezca. Por primera vez, después de que se haya intervenido con éxito a dos hembras de lince, se ha logrado recoger embriones y material biológico fundamental para garantizar el futuro de esta especie. A ambas han tenido que esterilizarlas por problemas de salud. El objetivo de esta investigación del Ministerio de Medio Ambiente es preservar la línea genética de esta especie en peligro de extinción.

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente avanza en una investigación pionera a nivel mundial sobre el lince ibérico cuyo objetivo es preservar la línea genética de esta especie en peligro de extinción, que actualmente solo sobrevive en España y Portugal. Por primera vez, después de que se haya intervenido con éxito a dos hembras de lince (‘Azahar’ y ‘Saliega’), se ha logrado recoger embriones y material biológico fundamental para garantizar el futuro de esta especie, ha informado este sábado el ministerio.

La primera hembra intervenida ha sido ‘Azahar’, procedente del Centro Nacional de Reproduçao de Lince Ibérico en Silves (Portugal) y nacida en 2004. En este caso, por problemas de salud, el equipo veterinario ha recomendado no volver a someterla a nuevas gestaciones y por ello se ha decidido preservar su línea genética utilizando la vía de la recogida de embriones.

La otra hembra, ‘Saliega’, se encuentra en el Centro de Cría de El Acebuche, en el Parque Nacional de Doñana, gestionado por el Organismo Autónomo Parques Nacionales. A ‘Saliega’ se le practicó, en julio de 2012, una mastectomía tras detectarle un tumor mamario durante la temporada reproductora. Este hecho, junto a sus 12 años de edad y por tratarse de una hembra cuya representación genética está ya garantizada en el programa de conservación ‘exsitu’ (ya que ha proporcionado 16 crías), hacía recomendable su esterilización para evitar futuras complicaciones.

 

Preservar el germoplasma

Los asesores del grupo de fisiología reproductora y bancos de recursos biológicos del comité de cría de lince ibérico han propuesto recolectar y preservar material biológico de forma que pueda ser utilizado para incorporar su acervo genético en el futuro a los programas de conservación de la especie. Así, se ha llevado a cabo el emparejamiento de estas hembras con los machos ‘Foco’ (nacido en 2009) y ‘Al-Andalus’ (en 2004).

Una semana después, los especialistas colaboradores del Leibniz Institute for Zoo and Wildlife Research (IZW) de Berlín y del Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid (CSIC), participantes en esta investigación, se han unido a los equipos veterinarios para proceder de forma coordinada a la esterilización de las dos hembras y a la recolección y preservación de embriones.

Las dos intervenciones (pioneras a nivel mundial sobre una especie del género Lynx) han transcurrido sin complicaciones. El equipo de IZW ha recuperado tres embriones, que fueron conservados en nitrógeno líquido y actualmente se encuentran en el banco de recursos biológicos del Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid. Estos embriones podrán implantarse en una hembra receptora para dar lugar a animales sanos.

Actualmente, ‘Azahar’ y ‘Saliega’ se encuentran completamente recuperadas en sus centros de cría de Silves y El Acebuche. La investigación y los avances realizados en medicina veterinaria han permitido que, gracias a este material recolectado, ambas hembras tengan aún la oportunidad de producir camadas en un futuro, facilitando así el manejo genético de esta especie.

lince02

09.03.2013

Extremadura cuenta en estos momentos con varios proyectos de los llamados Life, dos de ellos para desarrollar trabajos en materia de naturaleza y biodiversidad, otro en relación al lince ibérico y otro, denominado Infonatur, para divulgar la Red Natura 2000 y transmitir los valores de la naturaleza en Extremadura.

Respecto a los referidos a naturaleza y diversidad, se trata de un proyecto para luchar contra las especies invasoras, que suponen la principal causa de pérdida de biodiversidad y de agricultura. La otra iniciativa persigue la conservación del desmán ibérico, una especie animal, que vive en los ríos limpios de montaña en la zona de Hervás. Este último proyecto se realiza conjuntamente con el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA).

Otro logro para Extremadura es el proyecto Infonatur, para poner en valor la Red Natura 2000. Solo se han aprobado tres de este tipo en España y uno de ellos es en Extremadura, debido a la gestión de la Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía, que es beneficiario coordinador. En el mismo participan también como socios la Agencia EFE, la Diputación de Lleida y el Patronato de Turismo de Girona.

RED NATURA 2000 El objetivo fundamental del proyecto es difundir el conocimiento sobre la Red Natura 2000, cambiar las actitudes de los diferentes grupos afectados, crear oportunidades para el desarrollo socioeconómico de la zona y formar una nueva generación de ciudadanos conscientes del medio ambiente. Para ello, dispone de un presupuesto para cuatro años de 1.822.996 euros, de los que 907.305 están cofinanciados por la UE.

Los objetivos de Infonatur son la implementación de la difusión ambiental europea, desarrollar herramientas de comunicación y formación, poner en marcha mecanismos de colaboración entre administraciones, posibilitar un cambio de actitud positiva por parte de los sectores de la agricultura hacia la Red Natura 2000, y educar medioambientalmente a 10.000 niños y adolescentes.

icts2

08.03.2013

2013030819482830449

Uno de los embriones de lince ibérico que se van a conservar en el Banco de Recursos Biológicos del Museo Nacional de Ciencias Naturales.
 
“Azahar” y “Saliega”, dos hembras de lince ibérico del programa de cría en cautividad, harán posible la preservación de su línea genética de esta especie, en grave peligro de extinción, gracias a un proyecto de investigación que ha logrado conservar tres embriones que la asegurarán más allá de su vida fértil.

Los embriones, que se mantendrán en nitrógeno líquido en el Banco de Recursos Biológicos del Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid, podrán implantarse, llegado el caso, en una hembra receptora para dar lugar a animales sanos, han informado a Efe fuentes de la Secretaría de Estado de Medio Ambiente, una de las instituciones colaboradoras del proyecto.

La primera de las hembras intervenida fue “Azahar”, una lince de ocho años del Centro Nacional de Reproducción de Lince Ibérico de Silves (Portugal), a la que por problemas de salud el equipo veterinario que la trataba recomendó no volver a someterla a nuevas gestaciones.

No obstante, se decidió preservar su línea genética, utilizando la vía de la recogida de embriones.

La otra hembra es “Saliega”, del Centro de Cría de El Acebuche, en el Parque Nacional de Doñana, un ejemplar de doce años que sufrió un tumor mamario durante la última etapa reproductora, por lo que los científicos han decidido esterilizarla para evitar futuras complicaciones.

La perpetuación de la línea genética de “Saliega” está garantizada por el Programa de Conservación Exsitu, en tanto que ha proporcionado 16 crías, pero la preservación de su material biológico permitirá que pueda ser utilizado en el futuro para incorporar su acervo genético en el futuro a los programas de conservación de la especie.

Para obtener los embriones, “Azahar” y “Saliega” fueron emparejadas con los machos “Foco” (nacido en 2009) y “Al-Ándalus” (en 2004), respectivamente.

El proceso ha sido realizado por especialistas colaboradores del Leibniz Institute for Zoo and Wildlife Research (IZW) de Berlín, y del Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid (CSIC), que tras la recolección de embriones, participaron también en la esterilización de las dos hembras.

Las dos intervenciones, “pioneras a nivel mundial” para el lince ibérico, transcurrieron sin complicaciones, confirman fuentes de Medio Ambiente.

Actualmente, “Azahar” y “Saliega” se encuentran ya completamente recuperadas en sus centros de cría de Silves y El Acebuche.

08.03.2013

Conservar la especie e incrementar el número de ejemplares de lince ibérico en la Península Ibérica es el propósito con el que Extremadura participa en el proyecto Life Iberlince, junto a Andalucía, Castilla-La Mancha, Murcia y Portugal.

El consejero de Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía, José Antonio Echávarri, ha presidido en Mérida una reunión con miembros de esta iniciativa. A la misma han asistido el director general de Medio Ambiente, Enrique Julián Fuentes; y el director general de Gestión del Medio Natural de Andalucía, Francisco Javier Madrid Rojo.

Iberlince es el tercer proyecto Life aprobado por la Comisión Europea que apuesta por la conservación del lince ibérico. La Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía es la beneficiaria coordinadora, pero la Dirección General de Medio Ambiente del Gobierno extremeño aporta 1,2 millones de euros.

El presupuesto total del proyecto asciende a 34 millones de euros, de los cuales la Unión Europea financia algo más de 20,9 millones de euros (61,57 %) mientras que el resto de los socios aportan unos 13 millones de euros (38,43%). Este es el presupuesto más elevado que se ha invertido en un proyecto Life.

El objetivo principal es conseguir un número de ejemplares y de poblaciones que permitan proponer a la IUCN pasar al lince ibérico de la categoría de amenaza de “en peligro crítico” a “en peligro“.

Para ello, se persigue incrementar el número de ejemplares al menos a 70 hembras territoriales en Sierra Morena (50 en Andújar-Cardeña, 10 en Guadalmellato y 10 en Guarrizas) y 25 en Doñana-Aljarafe: así como identificar y preparar 5 nuevas áreas de reintroducción en Portugal, Castilla-La Mancha, Extremadura, Murcia y Andalucía, con capacidad suficiente para conseguir poblaciones de lince ibérico autosostenibles.

Tras los resultados obtenidos en el Proyecto ‘Conservación y reintroducción del lince ibérico en Andalucía’ (2006-2011), Portugal, Extremadura, socio participante en el anterior proyecto, Castilla-La Mancha, Murcia, Organismo Autónomo de Parques Nacionales y Consejería de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca junto a Obras Públicas y Transportes de la Junta de Andalucía se han sumado a esta iniciativa para la conservación de esta especie emblemática y su hábitat.

Apuestan por la recuperación del área de distribución histórica del lince y trabajarán durante los próximos cinco años para conseguirlo. A este proyecto se han unido también casi una decena de organizaciones no gubernamentales.

 

ACTUACIONES EN EXTREMADURA

Extremadura participa en el proyecto aportando algo más de 1,2 millones de euros. Con este presupuesto se llevan a cabo actuaciones como mejoras de hábitat en áreas de reintroducción, desfragmentación de hábitat en vías asfaltadas, obtención de valores sanitarios de fauna asociada al lince en áreas de reintroducción de Extremadura, y compensación de pérdidas en animales de granja y sus instalaciones, entre otras muchas.

Actualmente se están empezando a planificar las acciones divulgativas en eventos y celebraciones de carácter cinético; también en el ámbito educativo, turístico y de ocio; y exposiciones itinerantes en Monfragüe y toda la zona sur de Badajoz.

Asimismo, se está divulgando el proyecto en la web extremambiente.gobex.es, y se están elaborando puntos de información que se ubicarán inicialmente en el Parque Nacional de Monfragüe y el arco sur de la provincia de Badajoz.

IBERLINCE_slvp

08.03.2013

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Banco Santander, a través de su División Global Santander Universidades, y la Fundación General CSIC presentaron el miércoles los resultados de los Proyectos Cero sobre Especies Amenazadas.

Cinco iniciativas de investigación componen el grupo de Proyectos Cero sobre Especies Amenazadas:

-Plan de acción para la viabilidad de la lapa en peligro de extinción Patella ferruginea: Poco más de dos años después de su inicio, el proyecto ha alcanzado su objetivo central: ha logrado reproducir en cautividad, mediante fecundación artificial, ejemplares de la lapa ferrugínea.

-Secuenciación del genoma del lince ibérico: Hasta el momento, los investigadores han logrado completar la secuenciación de RNAs, los intermediarios que los genes producen cuando se expresan, en 11 tejidos distintos. Así, han obtenido un primer inventario que muestra qué genes se expresan y a qué nivel lo hacen en cada uno de los tejidos.

-Origen y conservación de fósiles vivientes de plantas con flor endémicas en España: Se conoce como fósiles vivientes a aquellos organismos que son los últimos supervivientes de linajes evolutivos antiguos. Hasta el momento, el proyecto ha evaluado positivamente como fósiles vivientes al menos cuatro de los cinco géneros estudiados, lo que los reafirma como un legado evolutivo único.

-Aves esteparias, prácticas agrícolas y viabilidad económica: Esta iniciativa ha desarrollado metodologías que describen las prácticas agronómicas dominantes de manera más acorde a la percepción que las especies de aves amenazadas tienen de los paisajes en los que conviven con los humanos.

-Mitigación de enfermedades en poblaciones de anfibios en declive: Los investigadores están estudiando los distintos componentes proteicos de la piel de los anfibios que les ayudan a mantener a raya patógenos indeseables. Por otra parte, el proyecto está ensayando posibles procesos de inmunización, mediante la exposición de los animales a cepas del hongo con una virulencia reducida.

5299485-7907789

06.03.2013

Los trabajos para evitar la desaparición de especies tan emblemáticas como el lince ibérico (‘Lynx pardina’) o el águila imperial ibérica (‘Aquila adalberti’) son los que más atención mediática reciben. Sin embargo, los conservacionistas también trabajan para proteger otras especies en peligro de extinción mucho menos conocidas pero cuyo papel es clave en sus ecosistemas.

Los cinco Proyectos Cero sobre Especies Amenazadas de la Fundación General CSIC, cuyos primeros resultados han sido presentados este miércoles en Madrid, abarcan temas tan diversos como la secuenciación del genoma del lince ibérico, el estudio y protección de aves esteparias, fósiles vivientes de plantas con flor endémicas, anfibios o la lapa mediterránea ‘Patella ferruginea’.

Esta iniciativa, que lleva dos años en marcha y cuenta con un presupuesto de algo más de un millón de euros, ha sido viable económicamente gracias a la colaboración entre centros de investigación, empresas y administraciones según destacó Emilio Lora-Tamayo, presidente del CSIC.

 

El papel de la empresa

“Sin ciencia, ni nuevo conocimiento y sin inversión creciente en investigación y desarrollo no hay posibilidad de afrontar con éxito los desafíos que tiene planteados nuestro país a medio plazo”, afirmó Emilio Botín, presidente del Banco Santander, entidad que financia los Proyectos Cero.

Por su parte, Miguel García Guerrero, director de la Fundación General CSIC, destacó la necesidad de que las empresas se involucren en la conservación de la biodiversidad, pues toda actividad empresarial implica un impacto en el medio ambiente: “Emprender y conservar pueden ir de la mano”, aseguró.

Miguel Ferrer Baena, presidente de la Fundación Migres, considera que “en general, las empresas importantes y con visión de futuro” están colaborando en la protección de la biodiversidad, sobre todo en años pasados. “Se sienten obligados a resolver los conflictos que su propia actividad genera”, añade. Al investigador le preocupa, no obstante, que en épocas de crisis como la actual se considere “que es algo de lo que se puede prescindir, fundamentalmente porque los problemas aparecen a largo plazo si uno no los prevé, como ha ocurrido con tendidos eléctricos, parques eólicos y otras muchas actividades”, advierte. “Cuando nos damos cuenta ya se ha convertido en un problema de una dimensión enorme, así que yo les animaría a seguir invirtiendo en I+D y en prevención de su impacto ambiental”, recomienda.

 

Especies amenazadas

Ferrer hace un balance positivo de los resultados de los proyectos de conservación de especies amenazadas que se están llevando a cabo en nuestro país, “con alguna excepción en la que hay que trabajar”. Para el investigador, en la recuperación de especies en peligro ha sido fundamental “la concienciación ciudadana sobre la necesidad de la conservación de la biodiversidad como un indicador de salud. Hay que tener en cuenta que la mayor parte de las especies amenazadas lo fueron por persecuciones humanas directas, y ese factor ya no existe. Esto ha tenido resultados evidentes en muchas especies”, afirma.

“Otros casos en los que la situación era crítica requerían actuaciones más proactivas, como el águila imperial, con la que se han hecho proyectos de reintroducción, o el águila pescadora, que había desaparecido de la Península y la hemos recuperado. Y posiblemente también es el caso del lince. Pero, en general, la percepción de la evolución de las especies amenazadas es esperanzadora”, sostiene.

El lince, el águila imperial, el oso pardo y el quebrantahuesos son, según Ferrer, las especies más amenazadas. No obstante, destaca que “hay muchas otras que no salen en las primeras planas, como el increíble grupo de los invertebrados o el no suficientemente conocido grupo de plantas. Durante las glaciaciones del Cuaternario, la Península Ibérica ha sido refugio de muchas especies, por lo que ha sido una máquina de generar endemismos, fundamentalmente pequeñas plantas e invertebrados. Muchos de ellos no han sido descubiertos todavía como especie. Todos los años se conocen nuevas especies. Probablemente son poblaciones muy pequeñas en grave riesgo”.

No obstante, el investigador subraya que es importante tener en cuenta que el objetivo de la conservación de la biodiversidad no es evitar la extinción de cualquier especie en cualquier lugar del mundo, sino manejar y gestionar una biodiversidad sana”. “No podemos adoptar como criterio el deseo de frenar los procesos evolutivos. La evolución es un proceso de aparición y desaparición de especies. Siempre ha sido así y así seguirá siendo. No hay que vivir necesariamente como un drama que algunas especies vayan hacia abajo y otras hacia arriba”, reflexiona.

 

Desvelando el genoma del lince ibérico

Uno de los proyectos de conservación más alentadores es el del lince ibérico, el felino más amenazado del mundo. José Antonio Godoy López, investigador en la Estación Biológica de Doñana, recordó que tras el espectacular declive que sufrió durante la segunda mitad del siglo XX, en el año 2002 quedaban menos de 100 ejemplares de este animal. En la actualidad, y gracias al programa de reproducción en cautividad, se ha triplicado esa cifra: “Se ha logrado amortiguar su pérdida e incluso una ligera recuperación”, afirmó.

Godoy lidera el Proyecto Cero para secuenciar el genoma del lince ibérico. El investigador hizo balance de estos dos primeros años de trabajo, que han permitido ya generar mucho conocimiento sobre este felino. Hasta ahora, los investigadores han completado la secuenciación de RNAs, los intermediarios que los genes producen cuando se expresan, en 11 tejidos distintos, obteniendo un primer inventario que muestra qué genes se expresan y a qué nivel en cada tejido.

El objetivo es obtener un genoma de referencia. También se han secuenciado otros 10 linces ibéricos adicionales para analizar la variación genética en la especie, y un lince boreal. “Un aspecto del declive del lince que nos preocupa es que ha perdido diversidad genética (es de las más bajas detectadas en felinos)”, señala.

Según destaca, el abaratamiento de los costes de la tecnología para secuenciar genomas “ha supuesto una revolución científica”porque ha permitido extender esta técnica a especies que de otra forma nunca hubieran podido ser estudiadas de esta manera. En la actualidad secuenciar el genoma de una especie puede costar unos 100.000 euros.

 

Anfibios en declive

La lucha contra la quitridiomicosis, una enfermedad causada por el hongo ‘Batrachochytrium dendrobatidis’ que está matando a muchos anfibios de todo el mundo, es otro de los Proyectos Cero. Lo lidera Jaime Bosch, investigador del Museo Nacional de Ciencias Naturales.

Según explica Andrés Fernández, investigador del mismo centro, la enfermedad fue detectada a finales de los años 90, cuando se observó mortalidades en masa en diversos lugares del mundo: “Está afectando sobre todo a especies que habitan en climas tropicales aunque en España, de clima templado, también hay especies afectadas, como el sapo partero balear y común”.

Se trata de un hongo que estaba en las plantas y que ha dado el salto a los vertebrados, y los primeros afectados son los anfibios. “La enfermedad se puede tratar en cautividad, aunque el objetivo de este proyecto es lograr tratarla en el medio natural para evitar la desaparición de estos anfibios e investigar la inmunidad para desarrollar una vacuna”, añade.

A este hongo se suman otras amenazas para los anfibios, como el cambio climático, la extinción de su hábitat o la contaminación. “Su papel es muy importante como bioindicadores de la salud del ecosistema, pues detectan si hay contaminación. Además, hay muchas especies que tienen sistemas de reproducción muy distintos al nuestro que permiten que puedan estudiarse aspectos desconocidos para la ciencia o desarrollar nuevos fármacos”.

La quitridiomicosis, causada por un hongo, está reduciendo la población de anfibios. | CSIC

La quitridiomicosis, causada por un hongo, está reduciendo la población de anfibios. | CSIC
 

Aves esteparias y fósiles vivientes de plantas

El proyecto ‘Un paso adelante’, liderado por Lluís Brotons, del Centro Tecnológico Forestal de Cataluña, se centra en diseñar estrategias deconservación de aves esteparias amenazadas en sistemas agronómicos sostenibles. El objetivo es compatibilizar la convivencia entre estos animales y los seres humanos.

El estudio del origen y la conservación de los llamados fósiles vivientes de plantas con flor endémicas (es decir, los organismos que son los últimos supervivientes de linajes evolutivos antiguos) es el objetivo del proyecto que lidera Pablo Vargas, del Real Jardín Botánico. Su trabajo se centra en estudiar cinco géneros endémicos de la Península Ibérica formados cada uno de ellos por una sola especie mediante el análisis de sus diversidad genética y caracterización de su biología reproductiva.

Un ejemplar de 'Gyrocaryum oppositifolium'. | CSIC

 
Un ejemplar de ‘Gyrocaryum oppositifolium’. | CSIC
 

Lapas mediterráneas

Los habitantes del mar, como las lapas, figuran entre las especies más desconocidas. “La lapa ‘Patella ferruginea’ está en peligro de extinción por lo que, tanto desde un punto de vista científico como ético, hay que trabajar con ella. Hemos apostado por una especie marina y por un invertebrado”, defiende Annie Machordom Barbé, investigadora del Museo Nacional de Ciencias Naturales y directora del proyecto que intenta salvarla de la extinción.

En la actualidad esta especie sólo vive en unos pocos reductos de la Península, donde su población en algunos lugares se reduce a unas decenas de ejemplares. La científica destaca que en los últimos años “las costas han sido muy maltratadas por la actividad humana: construcciones, desechos que se tiran, etc.. ‘Patella ferruginea’ es además una lapa grande y durante una época también fue consumida por el hombre”, resume.

“Hay muchas especies que pasan desapercibidas y son igualmente importantes, como las abejas. Hay muchos focos que atender y por desgracia no somos muchos trabajando en ello”, concluye.

06.03.2013

  • El CSIC trabaja en cinco iniciativas dentro de sus ‘proyectos Cero’

  • En concreto, las investigaciones se centran en el lince ibérico, la lapa ferrugínea, la rana ”ferreret” balear, aves esteparias, como la carraca y cinco plantas.

  • Han presentado los resultados de los primeros dos años de trabajo. Faltan tres.

El lince ibérico, la lapa ferrugínea, la rana “ferreret” balear, aves esteparias como la carraca y cinco plantas endémicas de la Península son las especies en peligro de extinción en España que el Centro de Investigaciones Científicas (CSIC) trata de salvar con sus proyectos Cero sobre especies amenazadas, cinco iniciativas de investigación, financiadas por el Banco Santander y promovidos por la Fundación General CSIC.

En la presentación de los resultados obtenidos tras dos años de trabajo, los investigadores, financiados con un total de 1.085.000 euros para cinco años, han destacado que el estudio más avanzado es el dedicado a una lapa mediterránea en peligro, la lapa ferrugínea, de la que se ha conseguido su reproducción en cautividad mediante fecundación artificial.

Se han presentado los resultados de los primeros dos años de trabajo y aún quedan por delante otros tres.

Sin embargo, no se ha logrado aún secuenciar el genoma del lince ibérico, que ayudaría a la conservación de la especia, aunque los encargados de este proyecto están más cerca de hacer un mapa completo gracias a los avances obtenidos. Mientras, otra de las investigaciones pretende ayudar a losanfibios en la lucha contra el hongo “quitridio”, que está devastando las poblaciones de estos animales en todo el mundo y que amenaza a la rana “ferreret” balear.

Por otro lado, se están estudiando también cinco especies de plantas en peligro de extinción en la Península y Baleares, de las que se ha descubierto que tres son “fósiles vivientes”. Por último, el proyecto Un paso adelante trata de desarrollar métodos agrícolas compatibles con lasaves esteparias amenazadas, como la carraca.

Para el presidente de la Fundación, Emilio Lora-Tamayo, este tipo de proyectos son “un claro ejemplo del éxito de las iniciativas de colaboración público-privada“.  Una colaboración que, para el presidente del Santander, Emilio Botín, es “extraordinariamente fructífera” porque, además, “sin inversión creciente en investigación y desarrollo no hay posibilidad de afrontar con éxito los desafíos que tiene planteados nuestro país a medio plazo”.

thumb

06.03.2013

Luis Planas se ha reunido con representantes de la fundación Amigos del Águila Imperial, Lince Ibérico y Espacios Naturales Privados para conocer de primera mano los proyectos que llevan a cabo para defender y conservar el hábitat de estos animales al tiempo que facilitan su expansión como especie.

Luis Planas ha puesto en valor la labor que desarrolla este colectivo promocionando iniciativas públicas o privadas que avanzan en compatibilizar la protección del águila y el lince con la actividad agropecuaria, forestal y cinegética, así como con otros usos tradicionales de las fincas privadas donde se encuentran. Asimismo, el consejero ha mostrado su respaldo a la apuesta de los asociados por la Custodia del Territorio, ya que esta figura de compromiso de los propietarios por realizar prácticas respetuosas con la biodiversidad y el paisaje sin renunciar a la actividad económica que se viene desarrollando en los territorios “es un ejemplo de sostenibilidad y desarrollo local que incide en el mantenimiento y mejora de las condiciones de vida de las zonas rurales“.

Esta fundación, que forma parte de la Comisión Life Iberlince como invitados y cuenta con propietarios de fincas de monte en Andalucía, Extremadura, Cartilla La Macha y Madrid, colabora con la Junta de Andalucía desde 2007 a través de un convenio marco. En cuanto a ese acuerdo, el consejero ha mostrado su compromiso con la renovación del mismo para continuar trabajando juntos en la protección de estas especies.

 

El águila imperial en España

El águila imperial es la rapaz más amenazada de Europa y está catalogada como en peligro de extinción según el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas.

España, con unas 250 parejas, acoge el 99% de la población reproductora mundial concentrada en tres grandes zonas: septentrional (Sistema Central y Extremadura), central (Montes de Toledo, Tierra de Barros y Sierra Morena) y Doñana y Marismas del Guadalquivir. Si sumamos el área de dispersión, esta especie se puede encontrar actualmente en cinco Comunidades Autónomas: Andalucía, Castilla La Mancha, Castilla y León Extremadura y Madrid.

 

Andalucia01

01.03.2013

Asociaciones ecologistas inciden en la necesidad de restauración del hábitat y la detección de ‘puntos negros’

Técnicos del equipo del proyecto Life Iberlince de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía han encontrado este viernes el cadáver de un lince ibérico en la provincia de Córdoba, concretamente en el kilómetro 14,5 de la carretera A-421 entre Adamuz y Villanueva de Córdoba; se trata de una de las hembras liberadas en 2012 en el valle del río Guadalmellato.

Según ha explicado la Junta en una nota, el cuerpo de la hembra, nacida en 2011, ha sido trasladado al Centro de Análisis Diagnóstico de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente para que le puedan practicar la necropsia que permita esclarecer las posibles causas de la muerte, aunque todo parece apuntar a un atropello.

Para estudiar y poner medidas correctoras que ayuden a evitar los atropellos, la Consejería ha convocado una próxima reunión con responsables del Ministerio de Fomento, la Consejería de Fomento y Vivienda y del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias del Ministerio de Fomento (ADIF).

Con motivo de otro fallecimiento de esta especie en Ciudad Real, las asociaciones ecologistas han incidido recientemente en la necesidad de acometer actuaciones tales como la restauración del hábitat y la “reestructuración” de impactos, así como el estudio por parte de una comisión de ‘puntos negros’ con vistas a llevar a cabo medidas concretas. Uno de los portavoces de Ecologistas en Acción, Juan Romero, explicó a Europa Press que la recurrencia de este tipo de incidentes es “la primera gran dificultad que tenemos y que vamos a seguir teniendo en la cría en cautividad”, agregando que “la fábrica de linces la tenemos ya, el problema es dónde los llevamos”.

Y es que, recordó, “nos encontramos siempre con un hábitat muy transformado, que ha perdido toda su naturalidad, usado por numerosas infraestructuras”. Así, y a pesar del “muchísimo dinero” invertido en rescatar a una especie en peligro de extinción como el lince, ésta es “víctima de nuestro modelo de desarrollo”.

“Durante toda la historia han coexistido los humanos y las especies animales, mientras que hoy hay una incapacidad absoluta para crear un modelo de coexistencia a pesar de los medios y la tecnología que tenemos”, resumió Romero, apuntando, como única solución efectiva, a la restauración del hábitat, actuando sobre el hecho de que “se sigan poniendo cepos y lazos”. Las administraciones, agregó, “se tienen que poner las pilas”.

Por su parte, el responsable del Programa de Biodiversidad de WWF, Luis Suárez, manifestó a Europa Press su apoyo a la creación de una comisión de expertos que permita localizar los enclaves con mayor número de incidencias y poder tomar medidas “sin tener que esperar a que haya una sangría, como en Doñana”.

ALeqM5j0cDEbRxISteXQJ7otpzDlyYFoPQ

01.03.2013

El ejemplar, una hembra liberada en 2012 en el valle del río Guadalmellato

Técnicos del equipo del proyecto Life Iberlince de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente han encontrado el cadáver de un lince ibérico en la provincia de Córdoba, concretamente en el kilómetro 14,5 de la carretera A-421 entre Adamúz y Villanueva de Córdoba. Se trata de una de las hembras liberadas en 2012 en el valle del río Guadalmellato. El cuerpo de la hembra, nacida en 2011, ha sido trasladado al Centro de Análisis Diagnóstico de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente para que le puedan practicar la necropsia que permita esclarecer las posibles causas de la muerte, aunque todo parece apuntar a un atropello.

Para estudiar y poner medidas correctoras que ayuden a evitar los atropellos, la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente ha convocado una próxima reunión con responsables del Ministerio de Fomento, la Consejería de Fomento y Vivienda y del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias del Ministerio de Fomento (Adif).

Agroinformacion.com01032013_190817

28.02.2013

Durante la inauguración de la Convención anual de la ‘Fundación Amigos del Águila Imperial, Lince Ibérico y los Espacios Naturales de carácter privado’, que se ha celebrado en la sede del Ministerio

El Ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete ha subrayado que es preciso continuar y consolidar la creciente recuperación del lince ibérico y del águila imperial mediante una “adecuada custodia del territorio”.

   Durante la inauguración de la Convención anual de la ‘Fundación Amigos del Águila Imperial, Lince Ibérico y los Espacios Naturales de carácter privado’, que se ha celebrado en la sede del Ministerio, el ministro ha subrayado que estas dos especies son “dos casos de éxito en la historia de la conservación de la naturaleza en España”.

Además, ha señalado que el águila imperial está “en franca recuperación”, ya que en 2012 la población reproductora contaba con unas 370 parejas en España y 10 en Portugal, frente a las 50 parejas de mediados del siglo pasado.

El ministro ha indicado también que esta especie ha ampliado “significativamente” su área de distribución, no sólo a Portugal, donde se había extinguido en los últimos años, sino también a provincias como Guadalajara, Albacete, Valladolid o Salamanca.

A ese respecto, ha dicho que aspectos claves de esta recuperación son la protección legal de la especie y la conservación de su hábitat, así como la reducción de la mortalidad por electrocución en líneas eléctricas, una de las principales causas de mortalidad del águila imperial, junto al uso ilegal de venenos.

Arias Cañete también ha resaltado él “sustancial proceso de recuperación” del lince ibérico, aunque ha reconocido que su situación todavía es delicada. Según ha detallado, su población actual estimada es de 325 ejemplares, principalmente en el entorno de Sierra Morena y Doñana, así como en algunos puntos del sur de Castilla-La Mancha.

En este sentido, Arias Cañete ha subrayado el esfuerzo de las administraciones públicas, del programa LIFE de la Unión Europea, grupos conservacionistas y propietarios de fincas privadas para lograr la supervivencia de esta especie, de la que su población estimada asciende a unos 325 ejemplares, principalmente en Sierra Morena, Doñana y en algunos puntos del sur de Castilla-La Mancha.

Por ello, ha añadido que la protección del lince es un objetivo de “atención preferente” para el Ministerio ya ha promovido actuaciones para mejorar su hábitat, así como para la gestión de los centros de cría en cautividad en el programa de reintroducción de la especie y distintos programas de sensibilización.

El ministro se ha referido a la custodia a la custodia del territorio como un conjunto de instrumentos que utilizan organizaciones sociales y ciudadanas para la conservación de la naturaleza, el paisaje y el patrimonio cultural, con el objetivo de preservar especies, hábitats, sistemas fluviales, forestales o agrarios.

Finalmente, Arias Cañete ha elogiado la “inestimable colaboración de la Fundación Amigos, tanto favoreciendo las mejores relaciones entre la Administración y la propiedad privada, como con la actuación sostenible de sus más de 130 miembros”. “Su actuación supone una garantía de éxito tanto en la supervivencia del águila imperial y el lince ibérico como en la expansión de sus territorios”, ha concluido.

 

fotonoticia_20130228190105_500

 

 

o como en la expansión de sus territorios”, ha concluido.

27 feb 2013

Ecologistas en Acción de Castilla-La Mancha emplaza a la Consejería de Agricultura a adoptar medidas urgentes para evitar la muerte de linces. Es necesario corregir los puntos negros en las carreteras y una directriz clara que prohíba el uso de métodos de control de predadores, como la caja-trampa y el lazo.

Con la reciente muerte por atropello de “Helecho”, un lince introducido en Jaén en 2012, son ya tres los ejemplares localizados sin vida en los últimos años de esta especie en peligro de extinción en Castilla-La Mancha, todos ellos en Sierra Morena.

Un primer atropello en la misma carretera se detectó en diciembre de 2009 cuando un agente medioambiental localizó una hembra joven muerta entre San Lorenzo de Calatrava y la pedanía de Huertezuelas.

Otra caso más grave, y actualmente investigado por los tribunales a instancias de una denuncia de Ecologistas en Acción, es el de “Grazalema”, ejemplar de cautividad liberado en Guarrizas (Jaén), cuyo cadáver fue hallado en agosto de 2011 dentro de una jaula-trampa colocada para capturar depredadores en Castellar de Santiago.

Todo ello refleja una mortalidad altísima para una población que la propia Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha estimó hace unos años en unos 15 ejemplares.

Ecologistas en Acción denuncia que la Junta se ha olvidado de sus obligaciones con el lince y que ha dejado de adoptar medidas esenciales para la protección de la especie. En concreto, ante las dos amenazas más graves para la recuperación de la especie, como son el uso de métodos de control de predadores y el atropello en carreteras del sur de Ciudad Real, la inacción es total.

La Consejería de Agricultura debe de iniciar de inmediato actuaciones tendentes a corregir los factores que impiden la recuperación de la especie y no sólo en Ciudad Real, también en Toledo y Albacete. Es este sentido, es necesario corregir los puntos negros en las carreteras y una directriz clara que prohíba el uso de métodos de control de predadores como la caja-trampa y el lazo.

Ecologistas en Acción considera que se está desaprovechando la oportunidad de una recuperación basada en la recolonización de las zonas potenciales que el lince dispone en Castilla-La Mancha. Si se actuara mejorando el hábitat y reduciendo las causas de mortalidad sería innecesario invertir en costosas reintroducciones que, por otra parte, estarían igualmente hipotecadas por la falta de actuación de la Consejería de Agricultura.

Wari_JMS

Toledo, 27 feb 2013 (EFEverde)

La organización Ecologistas en Acción ha denunciado hoy que la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha actúa con desidia en la protección y cuidado del lince ibérico en la región y ha pedido que se adopten medidas urgentes para evitar la muerte de más ejemplares.

En un comunicado, Ecologistas en Acción ha lamentado la muerte por atropello en una carretera de Cuidad Real del lince “Helecho”, introducido en Jaén en 2012 y que fue hallado sin vida en una carretera situada entre Viso del Marqués y San Lorenzo de Calatrava, en la provincia de Ciudad Real.

Una de las medidas solicitadas por los ecologistas es la corrección de los puntos negros en las carreteras y una directriz clara que prohíba el uso de métodos de control de predadores, como la caja-trampa y el lazo.

Ecologistas en Acción ha recordado que tres ejemplares de esta especie han sido localizados sin vida en los últimos años en Castilla-La Mancha, todos ellos en Sierra Morena.

Un primer atropello en la misma carretera se detectó en diciembre de 2009, cuando un agente medioambiental localizó una hembra joven muerta entre San Lorenzo de Calatrava y la pedanía de Huertezuelas.

Otro caso que actualmente está siendo investigado por los tribunales, es el de “Grazalema”, ejemplar de cautividad liberado en Guarrizas (Jaén), cuyo cadáver fue hallado en agosto de 2011 dentro de una jaula-trampa colocada para capturar depredadores en Castellar de Santiago.

La Junta “se ha olvidado de sus obligaciones”

Ecologistas en Acción ha denunciado que la Junta “se ha olvidado de sus obligaciones” con el lince y “ha dejado de adoptar medidas esenciales para la protección de la especie”.

Por ello, ha instado a la Consejería de Agricultura a iniciar de inmediato actuaciones tendentes a corregir los factores que impiden la recuperación de la especie y no sólo en Ciudad Real, también en Toledo y Albacete.

Ecologistas en Acción ha considerado que se está desaprovechando la oportunidad de una recuperación basada en la recolonización de las zonas potenciales que el lince dispone en Castilla-La Mancha.

EL LINCE IBÉRICO CRUZA LA FRONTERA DE ANDALUCIA Y SE DISPERSA POR CLM

27.02.2013

La organización Ecologistas en Acción ha denunciado hoy que la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha actúa con desidia en la protección y cuidado del lince ibérico en la región y ha pedido que se adopten medidas urgentes para evitar la muerte de más ejemplares.

En un comunicado, la organización ecologista ha lamentado la muerte por atropello en una carretera de Cuidad Real del lince “Helecho”, introducido en Jaén en 2012 y que fue hallado sin vida en una carretera situada entre Viso del Marqués y San Lorenzo de Calatrava, en la provincia de Ciudad Real.

Una de las medidas solicitadas por los ecologistas es la corrección de los puntos negros en las carreteras y una directriz clara que prohíba el uso de métodos de control de predadores, como la caja-trampa y el lazo.

Ecologistas en Acción ha recordado que tres ejemplares de esta especie han sido localizados sin vida en los últimos años en Castilla-La Mancha, todos ellos en Sierra Morena.

Un primer atropello en la misma carretera se detectó en diciembre de 2009, cuando un agente medioambiental localizó una hembra joven muerta entre San Lorenzo de Calatrava y la pedanía de Huertezuelas.

Otro caso que actualmente está siendo investigado por los tribunales, es el de “Grazalema”, ejemplar de cautividad liberado en Guarrizas (Jaén), cuyo cadáver fue hallado en agosto de 2011 dentro de una jaula-trampa colocada para capturar depredadores en Castellar de Santiago.

Ecologistas en Acción ha denunciado que la Junta “se ha olvidado de sus obligaciones” con el lince y “ha dejado de adoptar medidas esenciales para la protección de la especie”.

Por ello, ha instado a la Consejería de Agricultura a iniciar de inmediato actuaciones tendentes a corregir los factores que impiden la recuperación de la especie y no sólo en Ciudad Real, también en Toledo y Albacete.

Ecologistas en Acción ha considerado que se está desaprovechando la oportunidad de una recuperación basada en la recolonización de las zonas potenciales que el lince dispone en Castilla-La Mancha.

trs_4512_rj