Parques naturales del Estado español albergan especies animales y vegetales que necesitan protección y cuidados específicos. El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambientedesarrolla programas de conservación y recuperación en la Red de Parques Nacionalespara mantener en buen estado a los seres vivos que allí residen. Te contamos en qué consisten estas actividades y dónde se desarrollan.

  •  Parque Nacional de Doñana. Este parque se encuentra entre Huelva y Sevilla. Alberga más de 900 especies de plantas debido a los numerosos ecosistemas presentes en esta área. El Ministerio desarrolla planes para eliminar especies exóticas invasoras, como la uña de gato o el tabaco moruno. Estas plantas perjudican a los ecosistemas donde nacen. Además, en este parque se desarrollan planes de recuperación de especies en peligro de extinción, como el águila imperial y el lince ibérico.
  •  Parque Nacional de Aigüestortes i Estany De Sant Maurici. Este parque de Lleida tiene gran cantidad de lagos y acoge especies animales y vegetales, algunas de ellas en peligro de extinción. Por ello, se desarrollan programas de mantenimiento de flora y fauna y se busca mantener este nivel de biodiversidad, como afirma la página web de Red de Parques Nacionales. El quebrantahuesos, el urogallo o el sarrio son animales sujetos a planes de protección en este parque natural.
  • Parque Nacional de la Caldera del Taburiente. En Santa Cruz de Tenerife se encuentra esta área natural en la que se desarrollan programas para el rescate genético de especies vegetales en peligro de extinción, como la violeta o el retamón, ambas originarias de estas islas. La Red de Parques Naturales afirma que desde 1988 se desarrollan estudios y proyectos para conocer más de cerca estas plantas y encontrar los medios más adecuados para protegerlas.
  •  Parque Nacional de Garajonay. Este parque natural, que se encuentra en La Gomera, ha sido uno de los grandes perjudicados por el incendio que se produjo en agosto en esta isla canaria. Las principales acciones que se desarrollan se centran en la recuperación de los ecosistemas dañados y en la elaboración de programas de educación ambiental para sensibilizar a la población sobre la necesidad de cuidar el parque. También se desarrollan actividades para eliminar especies exóticas invasivas y la protección de especies amenazadas.
  •  Parque Nacional Picos de Europa. Se encuentra entre las provincias de Asturias, León y Cantabria. Desarrolla numerosos planes de conservación de diferentes especies animales y vegetales, como el urogallo, el quebrantahuesos o flora vascular, caracterizadas por poseen raíces para succionar elementos del suelo. Además, desarrollan programas de seguimiento de animales como el rebeco o anfibios, para asegurarles un adecuado mantenimiento en el parque.
  •  Parque Nacional de Sierra Nevada. Se encuentra entre Granada y Almería. Su territorio acoge diferentes especies vegetales europeas, algunas de ellas catalogadas como especies amenazadas, como la aguileña de sierra o la estrella de las nieves. Para impedir su desaparición, se desarrollan planes de recuperación y reintroducción tanto dentro como fuera del parque.
  •  Parque Nacional de las Tablas de Daimiel. Este territorio natural se encuentra en Ciudad Real. Durante años, los juncales han sido característicos de la zona pero la ampliación de los cultivos han hecho que su presencia disminuya considerablemente. Por ello, se desarrollan programas para impedir su desaparición total. También se desarrollan otros planes para la protección de praderas de carófitos, formaciones que se sitúan en los espacios inundados, y de la fauna que allí reside.
Anuncios