Desde 2009, el Programa Life Lince ha liberado un total de 32 ejemplares de este felino en la comunidad andaluza

10/10/2012

La Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, a través del Programa Life Lince, finalmente ha liberado esta temporada 14 ejemplares del felino más amenazado del planeta en las áreas de reintroducción del valle del río Guadalmellato, en la provincia de Córdoba; y en el valle del río Guarrizas, en Jaén.

De esta manera, se han cumplido las previsiones marcadas por la Administración andaluza, a través del Programa Life Lince, que marcaba como objetivo liberar entre doce y 14 ejemplares en sendas áreas de reintroducción, con el fin de continuar con la mejora de la situación de las poblaciones silvestres en su área de distribución histórica.

Así lo adelantaba a principios de este año 2012 el director del proyecto Life Lince, Miguel Ángel Simón, quien indicó a Europa Press que la estrategia marcada para las sueltas era liberar “ejemplares procedentes del Programa Ex-situ de cría en cautividad, que se han preparado desde su nacimiento en los centros de El Acebuche y La Olivilla”.

De esta manera, este año se daba inicio a la tercera temporada de sueltas del Programa en Guadalmellato con la liberación en los primeros días de enero de tres ejemplares, de unos diez meses de edad, en la zona del Guadalmellato. Finalmente, han sido seis los linces liberados, cuatro hembras y dos machos, todos ellos procedentes de la cría en cautividad.

Por su parte, la zona de Guarrizas ha recibido esta temporada ocho nuevos ejemplares en la segunda temporada de sueltas, cuatro hembras y cuatro machos procedentes de la cría en cautividad, iniciándose las sueltas con cuatro ejemplares de lince.

De esta manera, los ejemplares liberados desde el inicio de las sueltas en el año diciembre de 2009 han sido 18 en Guadalmellato y 14 en el área de la provincia jiennense, contando esta zona con una curso menos de sueltas. En concreto, 18 hembras y 14 machos.

Dos ejemplares fallecidos

En este punto, cabe recordar que a mediados del mes de mayo, técnicos del Proyecto Life localizaron una hembra liberada esta temporada atropellada en el kilómetro 5,7 de la carretera A-3001 (Adamuz-Ovejo), en la provincia de Córdoba. En este caso, se trata de la hembra ‘Híades’ nacida en el Centro de Cría de La Olivilla en Jaén, que había sido liberada en 2012 en la zona de reintroducción de Guadalmellato (Córdoba).

Además, el pasado día 29 de mayo, técnicos del Programa encontraron el cadáver de un ejemplar macho en la zona de Guadalmellato, en el término municipal de El Carpio (Córdoba). El lince, de nombre ‘Hispano’, fue liberado en la zona en 2012 y su cadáver apareció en el azud del Río Guadalquivir, atrapado en un cepo que posiblemente arrastró hasta caer al río.

Trabajo desde 2004

Ante la precaria situación en que se encontraba el lince, con sólo dos núcleos poblacionales en toda la península, en Andújar-Cardeña y Doñana, en 2004 se iniciaron los trabajos de selección de áreas potenciales de reintroducción mediante selección, trabajos de campo y encuestas de actitud dirigidas a la población local.

Estos trabajos dieron como resultado la selección de dos zonas de reintroducción en Andalucía. Aunque la previsión de inicio de las reintroducciones establecida en el Proyecto Life era sólo para una zona, “lo adelantado del trabajo realizado y la buena situación social y biológica de ambas zonas, facilitó que pudieran iniciarse las reintroducciones en ambas zonas en el marco del Proyecto Life”.

Así, en diciembre de 2009 se iniciaron las sueltas en Guadalmellato y en diciembre de 2010 en el Valle del río Guarrizas. Las zonas seleccionadas cumplían todos los requisitos establecidos en la Guía de reintroducciones de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), y sus valores más interesantes eran la proximidad a las áreas de presencia de Cardeña-Andújar, lo que podría facilitar una comunicación natural entre áreas de reintroducción y áreas de presencia; la superficie con hábitat óptimo y altas densidades de conejo superior a 20.000 hectáreas, lo que podría posibilitar el establecimiento de un nuevo núcleo poblacional con una capacidad de al menos 30 hembras reproductoras que podrían equivaler a un total de 100/120 ejemplares de todas las clases de edad; y un apoyo social a la reintroducción tanto de la población en general como de los sectores más afectados superior al 80 por ciento.


Entre los datos o hechos destacables del desarrollo de las liberaciones, cabe resaltar que en la población de Guarrizas existe una hembra procedente de Andújar que llegó a la zona desde allí, lo que supone “el inicio de la comunicación entre ambas zonas”.

En este sentido, Miguel Ángel Simón avanzó que “si consiguiéramos la unión entre las zonas periféricas de los núcleos poblaciones del lince, esto es, Doñana-Aljarafe y Cardeña-Andújar, así como la conexión de las dos áreas de reintroducción, Guarrizas y Guadalmellato, se lograría un incremento notable de la población”.

Anuncios