• El programa Iberlince prevé soltar entre 12 y 14 ejemplares de este animal
  • Todos los ejemplares se soltarán en las áreas de Guarrizas y Guadalmellato

La Consejería de Medio Ambiente, a través del programa Life Iberlince, ha liberado cuatro ejemplares de lince ibérico en la zona de reintroducción de Guarrizas, en la provincia de Jaén, una suelta que se suma a la realizada el pasado día 9 en Guadalmellato (Córdoba), donde la población se vio reforzada con tres ejemplares más.

Estas acciones dan cumplimiento a las directrices del equipo técnico del programa Life, quien fija entre 12 y 14 los animales a soltar antes de que se inicie el periodo de celo.

La liberación realizada esta semana ha sido mediante suelta blanda en un cercado de una finca particular con la que Iberlince tiene firmado un convenio de colaboración. Los ejemplares liberados son las hembras ‘Higuera’ e ‘Hispania’, y el macho ‘Higo’, procedentes del Centro de Cría El Acebuche; y la hembra Hiera, del Centro de La Olivilla.

Nacidos en cautividad

La zona de reintroducción de Guarrizas tiene una superficie de 20.000 hectáreas y se encuentra entre los términos municipales de La Carolina, Santa Elena y Vílchez, de Jaén. Los ejemplares han sido liberados mediante suelta blanda, esto es, en un cercado de preadaptación de cuatro hectáreas en que vivirán durante un tiempo determinado.

El objetivo de estas sueltas es mejorar las poblaciones silvestres en las áreas de distribución histórica de esta especie, según ha explicado el director del Programa, Miguel Ángel Simón,

A finales de este mes, está previsto realizar nuevas sueltas en Guarrizas con cinco ejemplares, tres machos y dos hembras; de las que una procede de El Acebuche y cuatro, de La Olivilla, todos ellos mediante el sistema de sueltas duras, es decir, sin pasar de forma previa por un cercado de protección.

En la zona de Guarrizas, donde anterior a estas sueltas vivían cuatro ejemplares, comenzó la reintroducción a finales de 2010, cuando fueron liberados cinco linces, siendo la primera vez que se soltaban ejemplares nacidos en cautividad. Todos los linces se soltaron mediante sueltas blandas. De los cinco ejemplares, permanecen en la zona tres -un macho y dos hembras- y ha habido dos bajas, tras la muerte de una hembra en una jaula-trampa para carnívoros al sur de Ciudad Real y la de ‘Íbero’, macho procedente del campo.

211\2012

Anuncios