El lince tiroteado en Aznalcázar había recibido más de treinta perdigones
Efe | Sevilla
Actualizado martes 02/08/2011 14:09 horas

El ejemplar de lince ibérico hallado muerto en el término municipal de Aznalcázar (Sevilla) había recibido al menos 32 proyectiles plomados repartidos por su cuerpo, según se ha comprobado en el análisis realizado al cadáver.

Este lince fue encontrado el domingo por la noche en un lindero ubicado entre dos fincas del término municipal de Aznalcázar, según han informado fuentes de la Consejería andaluza de Medio Ambiente.

Las mismas fuentes han recordado que matar a un lince ibérico es “un delito deleznable”, penado por ley al tratarse de una especie protegida y han informado de que la Consejería andaluza de Medio Ambiente, junto al SEPRONA de la Guardia Civil, “está llevando a cabo las investigaciones pertinentes para localizar a los responsables de este delito”.

El pasado 5 de enero fue encontrado el cadáver de ‘Viciosa’, una hembra adulta, en el Pinar del Chaparral, en la localidad sevillana de Villamanrique de la Condesa, cuyo cadáver también presentó varios perdigonazos.

Un segundo ejemplar de lince ibérico fue encontrado el lunes a media mañana en el kilómetro 9 de la autopista del Quinto Centenario, que une Sevilla con Huelva, en el en el término municipal sevillano de Salteras, con indicios de posible atropello.

En lo que va de año se ha contabilizado la muerte no natural de al menos seis linces de la población de Doñana, compuesta por unos ochenta ejemplares.

Anuncios