ABC / CIUDAD REAL
Día 02/09/2011

La Fiscalía de Ciudad Real ha abierto de oficio una investigación por la muerte del lince en una caja trampa en un coto de Castellar de Santiago y lo ha hecho antes de recibir la denuncia de Ecologistas en Acción, según ha dicho hoy esta organización.

Ecologistas en Acción ha mostrado su satisfacción por el anuncio, realizado por la propia Fiscalía, de investigar la causas que provocaron esta muerte, y ha dicho que es un paso muy importante para esclarecer los hechos y determinar las responsabilidades a que hubiere lugar tanto el titular del coto como la Delegación de Agricultura de Ciudad Real.

La hembra de lince ibérico hallada muerta el pasado 16 de agosto en una finca cinegética en Castellar había nacido en cautividad y había sido liberada en la zona de Guarrizas, en la provincia de Jaén.

La denuncia de Ecologistas en Acción se interpuso este lunes en la Fiscalía coordinadora de Medio Ambiente y Urbanismo de Madrid y la organización afirma que coincidirá con la investigación iniciada por la Fiscalía de Ciudad Real, que será la encargada de llevar a cabo las pesquisas.

Mientras tanto, Ecologistas en Acción continúa esperando una reacción similar por parte de la Consejería de Agricultura y, en particular, la suspensión inmediata y definitiva de todas las autorizaciones para cajas trampa en la región, así como la moratoria en el empleo de otros métodos no homologados.

Este lince ibérico de nombre «Grazalema», fue liberado por la Junta de Andalucía dentro del Parque Natural de Despeñaperros el pasado mes de diciembre y era uno de los primeros linces reintroducidos en la naturaleza que habían nacido en cautividad.

La hembra de lince, nació el 31 de marzo de 2010 en el centro de cría en cautividad de La Olivilla y junto a Granadilla —también nacida en cautividad— formaba parte del grupo de cinco liberados en Guarrizas.

Anuncios